Inicio > Comunicado de prisioneros > Italia. Palabras de Sergio Maria Stefani en recuerdo a Mauricio Morales

Italia. Palabras de Sergio Maria Stefani en recuerdo a Mauricio Morales

tumblr_matz4uYrGy1rx6t6ro1_500Para acabar con el culto de la carroña

Hace cuatro anos murió Mauri, mientras sin vacilación seguía la trayectoria de lucha que eligió. Al relámpago de la explosión, que lamentablemente lo golpeo en vez de a los enemigos a los que les estaba reservado, siguió el estruendo que sacudió el espíritu de todos nosotros, sus hermanos y hermanas esparcidos por el mundo y animados por el mismo deseo de destrucción de lo existente.

La alegría que siempre surge al descubrir un corazón afín fue ahogada por la conciencia de que aquel corazón ya no hubiese bombeado mas sangre y rabia. Mauri no fue el primero en morir por su elección de no separar nunca el pensamiento de la acción, lastima que tampoco será el ultimo, pero no estoy seguro de que las lagrimas sean la mejor manera para recordarlo. En los últimos años Mauri no fue dejado podrirse en una fosa, sino que continuo vivo y luchando en cada ataque que se ha dedicado a el o no. Las llamas se propagan mientras que haya combustible, así su alegría no puede extinguirse hasta que continuamente golpeemos al enemigo y las acciones son el oxigeno que alimenta las llamas, antes que tantas palabras sofoquen, reduzcan la pequeña llamarada extinguiéndola.

No decaemos en el culto a la carroña, no aplastaremos los cuerpos de nuestros hermanos y hermanas bajo metros de tierra y no confundimos las estatuas de mármol con las que unos creen honrarlos sino que, como Ravachol seamos profanadores de tumbas y violemos los sepulcros para retomar en las manos los puñales, los detonadores, las pistolas y la pólvora que todavía pueden golpear al enemigo en vez de que se oxiden y enmohecidos en el recuerdo.

Substituyamos al recuerdo la furia iconoclasta. Dejemos de esperar un futuro que no llegara nunca y de celebrar un pasado que ya comienza a heder como el aire asfixiante de un museo. Hay un presente que hay que incendiar con nuestra pasión. Que el recuerdo de Mauri confié en nuestras manos y que el estruendo sacuda a nuestros enemigos escuchando el eco de su sonrisa.

Mas escritos de Sergio: Aca

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: