Inicio > Comunicado de prisioneros > Grecia. Carta del prisionero anarquista Nikos Romanos

Grecia. Carta del prisionero anarquista Nikos Romanos

freedom-for-allCuenta Atrás

Este texto no contiene posicionamientos íntegros en torno de los temas que trata. Entrega públicamente pensamientos, conclusiones y averiguaciones. Su objetivo es nutrir el pensamiento y el deseo de accionar. Hasta la próxima vez.

A los nuevos compañeros…

Si hay algo que nos desconcierta y nos pone a pensar, aparte de la privación de nuestra libertad, es la preocupación sobre si la vida que hemos dado y seguimos dando a la lucha tocará a algunos en un grado que nosotros deseamos.

Los que deciden que la anarquía no es un concepto frío y congelado, no es un invento ideológico y no está contagiada con el microbio de la diplomacia. Nuestra anarquía son expresiones de una vida auténtica y no esclavizada. Puedes verla en las llameantes botellas lanzadas contra los antidisturbios durante las manifestaciones y ataques nocturnos, puedes verla en los humos de los golpes incendiarios, en los ataques contra los fascistas y contra todo enemigo de la libertad.

Por lo tanto vosotros, los que la podéis ver, no se molesten de hablarla sobre las ideologías. Ella no os va a responder, siente aversión hacia los discursos secos.

El idioma que ella habla requiere la pasión, la locura, la rabia, la fantasía y el ánimo destructivo. Cuando os rebeláis violentamente vais a sentir que ella os inunda. Enamorad os de ella y hagan que sea vuestra. Deshelad el hielo del encierro y calienten vuestras corazones con el fuego…

 

…Y ahora hablarán las palabras. Palabras que no alcanzan a describir nuestras decisiones y contradicciones armadas. No obstante, incluso así, prometen, evocan y prologan. Palabras que se vengan por los silencios organizados del mundo moderno cuando vienen acompañadas por los ruidos de las explosiones de ataques guerrilleros, de este modo creando un espacio/tiempo liberado al interior del cautiverio generalizado engendrado por el sistema. Por lo tanto, en estas momentos no caben moratones o magulladuras para los noticieros de las 8 de la tarde ni tampoco arañazos para rehuidas hipócritas. En cada caso los cuerpos de los insumisos siempre aguantaron, ya sea a las palizas, a los insultos, al encierro o a las esposas. Y si alguna vez vacilan, no es por las bofetadas y patadas de los cerdos sino por las miradas sumisas que silenciosamente aceptan su propia complicidad.

La lástima no tiene lugar, nunca lo tuvo y nunca tendrá. Sin embargo le gusta posarse frente a la cámara de televisión provocando preguntas sin contestar en tropas enteras de los tele-imbéciles que jamás en su vida se preguntaron qué es lo que de hecho pasa en las tinieblas de la oscuridad con esos desconocidos protagonistas cotidianos, con los parias del margen social. En cuanto a la gente nuestra, la apuesta por la destrucción de lo existente y por la rebeldía existencial sigue abierta para todos cuyos corazones sangrantes se queman con la llama de la resistencia.

 

La opción de atraco al banco y sus extensiones

 

Viene el turno de las opciones. Serán analizadas, se volverán claras y comprensibles, crearán canales de comunicación entre el abordaje dialéctico y la crítica revolucionaria. ¿El objetivo? Ser apropiadas por cada vez más compañeros que las juzgan como fructíferas y eficaces prácticas de lucha anarquista.

Para mí, los atracos a bancos constituyen una siempre válida opción de los revolucionarios, además una opción que “abre” muchas posibilidades. En primer lugar te libera de los tentáculos del trabajo asalariado y de los convenios que este supone. De esta manera se libera el tiempo de tu cotidianidad, ofreciéndote la opción de que te entregues a tus pasiones. Allí donde termina la destrucción de la alegría comienza la alegría de la destrucción. Al mismo tiempo los atracos a bancos son también un medio necesario para financiar las multiformes infraestructuras de la lucha anarquista y eso con el dinero expropiado del enemigo. Hablamos sobre el apoyo a los proyectos anarquistas, a los compañeros prisioneros y a las infraestructuras guerrilleras. Al mismo tiempo constituyen una oposición directa contra el moral social del trabajo asalariado y contra los papeles sociales que reproducen el mundo capitalista.

 

Por supuesto, ninguna praxis por sí misma tiene carácter revolucionarias. Es el sujeto quien mediante su discurso, sus motivaciones y sus intenciones le da sentido a la praxis y luego la dirige contra los objetivos que él mismo determina. En mi caso, el rechazo al trabajo es una parte de esta opción específica. Por otra parte se trata de ayudar económicamente a la acción directa anarquista y atacar el Estado y el capitalismo tras la guerrilla urbana anarquista.

 

Respecto a la guerrilla urbana anarquista

El medio que es la guerrilla urbana anarquista constituye una de las herramientas útiles que todo anarquista tiene en su “arsenal”. Una confrontación armada dirigida contra la Dominación, confrontación que cuestiona en la práctica tanto al monopolio estatal de la violencia como también a la ficticia necesidad de un levantamiento de masas para que actuemos. La acción guerrillera demuestra que el sistema está atacado y el mito de su omnipotencia puede derrumbarse junto a la faz de la máquina invulnerable. Causa al enemigo heridas mortales y además constituye un mensaje insurrecto y una invitación abierta para asumir la acción contra la opresión. En un nivel personal, no dejas a sí mismo someterse o agachar la cabeza frente a la fuerza del sistema sino te armas y le atacas. Riesgos, decisiones y consecuencias se evalúan según criterios políticos y personales y luego te llevan a elegir. Combates por la destrucción del sistema o te rindes a sus subsidios. Una elección que camina al mismo paso con la evolución cualitativa de la lucha anarquista. Esto significa que tenemos que deshacernos de ese populismo político que está floreciendo dentro de los círculos que luchan contra el régimen. Digamos las cosas con claridad, así como están. Estamos en guerra con el sistema, tenemos muertos, aprisionados, cazados. Nada de esto puede ni debería decirse de manera agradable, para así acariciar a los oídos de “los oprimidos”. Tiene que decirse así como es: un puñetazo en nuestro estomago que les debemos devolver en la jeta.

 

A todos quienes niegan que existimos, los que rehuyen conectar sus pequeños politiqueos con la multiforme lucha anarquista y en vez de eso están sueñan con las luchas “autoorganizadas” que se llevan a cabo sin verter sangre y con los paraísos “después del capitalismo”: si les conocimos ya nos hemos olvidado de ellos.

 

 

Unas pocas palabras sobre el aburrimiento organizado actual

 

Vivimos en una época en que los contratos sociales son entregados a las llamas de la expansión neoliberal. Por consiguiente, el Estado de bienestar y sus subsidios sociales se encogen ante el avance de los gigantes multinacionales.

 

La punta de la civilización, el complejo tecnoindustrial, está consolidando su dominación. El nuevo orden de las cosas precisa tener un dios que será proclamado como el salvador de la humanidad. Su nombre es la ciencia. Una autoridad que no puede ser cuestionada por los simples mortales, mientras que su aceptación social prepara, sin verter sangre, el control total. La aplicación de nuevas tecnologías, la desarrollada estructura tecnológica del Estado que va abandonando su burocracia de tiempos pasados, el deseo de la sociedad de estar controlada voluntariamente y de forma masiva, todo eso es sólo un sabor del totalitarismo civilizado. Mediante la propaganda dominante los crímenes que la ciencia comete a diario se embellecen. Con el pretexto de aliviar el nivel de vida y la asistencia médica. Los protectores de la vida exaltan su valor vestidos con uniformes de la hipocresía. Por cierto, cuando lo juzgan necesario dejan sus máscaras, van matando en nombre de su dios (dinero) y declaran las cruzadas modernas.

Las teorías deterministas se desmoronan, ya que a pesar del desangramiento económico que sufre la población, la gente sigue atada a sus cohibiciones, sus miedos, sus logros (cada vez más reducidos). Cautivos de un sistema de que dependen materialmente, psicológicamente y espiritualmente. Por lo tanto, el aguante crece y la humillación continua. En las colas de oficinas de empleo, en los comedores de la iglesia, en los despachos de los jefes, en la refinada caridad de las campañas humanitarias promovidas por los medios de comunicación de masas.

Una humillación que ofende a la dignidad humana, y eso mientras que los gestores del percal político se jactan de los logros y del humanismo de la democracia.

El ser humano moderno no elige, simplemente sigue las elecciones de los demás. No se preocupa, deja que otros lo hagan por él. No tiene voz y además prefiere oír las voces de los demás. No toma armas, a lo mejor simplemente se indigna. No vive, simplemente se persuade a sí mismo que el mundo virtual de las pantallas y de los anuncios publicitarios es su vida.

 

Las pantallas de la civilización moderna presentan los modelos de personas y los artículos ideales, de esta manera reduciendo la distancia que hay entre esos dos. Personas, artículos y máquinas se vuelven uno en el torbellino del control que sigue expandiéndose.

La singularidad del individuo deja de existir y en vez de esto se identifica con la mediocridad que asume la responsabilidad por el silencio. Por el silencio que asesina sonriendo, ahogado entre las mercancías del paraíso consumista, las comisarías, las cárceles, los campos de concentración, los psiquiátricos, aquí mismo, en los países “desarrollados” de la periferia capitalista.

La opinión pública, esa construcción sistémica carente de voluntad propia, se acomoda con sus costumbres ordinarios y se pasea por las camas de los jefes. Pues, las opiniones vacías no son susceptibles a las correcciones ideológicas. Además cuanta ideología no rociarías encima, la mierda sigue siendo mierda.

Para las personas que a pesar de la presión actual asumen el riesgo de luchar y de enamorarse apasionadamente, el ataque jamás va a caber en los moldes ideológicos para volverse agradable y justo.

Rastreando las experiencias de las luchas pasadas, descubriendo los puntos que nos conectan con otros luchadores, fortalecemos las barricadas de hoy y construimos la perspectiva revolucionaria de mañana.

Creamos las comunidades de lucha combativas que llevarán a cabo la lucha frontal contra el Estado y el capitalismo.

Creamos relaciones anarquistas entre nosotros, viviendo y promulgando la anarquía de la libertad salvaje en el tiempo presente.

Nos atrevemos y seguiremos atreviéndonos.

 

¡10, 100, 1000 células revolucionarias contra la Dominación y la subyugación de masas!

 

¡TODO POR LA LIBERTAD!

¡VIVA LA ANARQUÍA!

 

En el punto donde el dolor no llega.

En el punto donde las tormentas celestes se juntan con las tempestades del mar.

En el punto donde la esperanza despide las lágrimas y una sola promesa basta.

En el punto donde las manos sudados por la ansiedad tocan las caras sonrojadas que eternamente esperan a aquel “algo”.

En el punto aquello nos encontraremos de nuevo.

Y si queda algo más para decir: que seamos consecuentes.”

 

Mis saludos compañeristas más calurosos a todos los anarquistas que no se rinden y siguen apostando por la subversión. A los compañeros que optan por golpear el Estado y el Capital de manera anónima, a los que escogen un nombre para llamar su rebeldía, a las células de la Federación Anarquista Informal/ Frente Revolucionario Internacional (FAI/FRI) que continúan el ataque difuso.

A todos nuestros hermanos y hermanas prisioneros en cada rincón del mundo, los y las que por las noches miran las estrellas entre las rejas y alambradas.

 

Postdata 1. Un poquito antes que salga este texto me informaron sobre la huelga de hambre del compañero anarquista Kostas Sakkas que reclama su liberación inmediata. Dentro de poco se publicará un texto de solidaridad respecto a la lucha que lleva a cabo el compañero.

Postdata 2. Con mi mirada fijada en las llameantes suburbios del Estocolmo y en las barricadas de fuego en Turquía.

 

Nikos Romanos C

Cárcel de Avlona

Junio de 2013

Mas escritos de Nikos: Aca

Mas informacion sobre los 4 de Veldvedo-Kzaoni: Aca

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: