Inicio > Comunicado de prisioneros > Grecia. Declaracion de Nikos Maziotis en el juicio contra Lucha Revolucionaria (7 Julio 2015)

Grecia. Declaracion de Nikos Maziotis en el juicio contra Lucha Revolucionaria (7 Julio 2015)

 

mazio-1024x768(Sacado desde lxs compas de ContraMadriz traducido desde 325)

Declaración de Nikos Maziotis en el primer juicio a Lucha Revolucionaria en el Tribunal de apelación el día 7 de julio 2015 – Sobre la quiebra del país.

Como ya es conocido como hecho histórico, el ataque represivo del Estado contra Lucha Revolucionaria en el 2010 fue la contrapartida a la firma del primer Memorandum por el gobierno de Papandreu, y puso al país bajo la autoridad del FMI, el BCE y la UE. Y como dijo entonces un cargo del gobierno, nuestros arrestos previnieron “un potente ataque terrorista que podía haber destruido la economía”, una declaración que prueba la peligrosidad de la acción de Lucha Revolucionaria en la coyuntura crítica del régimen.

El primer juicio contra la organización se desarrolló en el periodo de  aplicación del primer Memorandum, este incluía procedimientos de bancarrota controlada e impuso una política social de genocidio y eutanasia contra parte de la población que ha causado hasta ahora miles de muertos, pobreza, hambre y miseria. Cuando comenzó el primer juicio en Octubre del 2011, ya habíamos manifestado que el proceso se estaba desarrollando en un periodo en espera de la quiebra formal del país, que entonces no había ocurrido, porque se dictó un régimen de quiebra controlada para salvar a los prestamistas, los que entonces tenían los bonos griegos, y para defender a la eurozona del riesgo de contagio de la crisis griega.

Es una ironía de la historia el que finalmente la quiebra de Grecia se asocie casi cuatro años después con los días de gobierno izquierdista de Syriza, que anunciaron un referendum con la pregunta SI o NO a las propuestas de los prestamistas que firmarán el nuevo Memorandum. Junto a la quiebra del país llega la quiebra de las ilusiones social-demócratas de izquierda que prometían intervenciones estatales en favor de los trabajadores y los pobres de la UE dentro de un desarrollo neoliberal globalizado.

En nuestro más reciente ataque del 10/04/2014 en el anexo del departamento de supervisión del BCE en el Banco de Grecia (que hospeda la oficina de la representación permanente del FMI en Grecia), en nuestro comunicado de reivindicación reconocimos, al menos con un año de antelación, lo que el gobierno Syriza iba a hacer. Diagnosticamos la imposibilidad de aplicación de sus declaraciones y su programa, y destacamos la hipocresía de sus representantes. Entonces muchos de ellos hablaron sobre el no reconocimiento de la deuda, otros sobre su reestructuración o la quita. Otros apoyaron la abolición del Memorando, y ahora todos han terminado liderando su re-negociación.

La mayoría de los dirigentes de Syriza proclaman un rumbo para Grecia dentro de la UE y la Eurozona, mientras la tendencia de izquierda apoya la salida del país del euro y la adopción del dracma, pero dentro de la UE. Antes de asumir el poder, Syriza seguía un curso predecible. En contraste total con sus declaraciones pre-electorales, reconocieron la totalidad de la deuda y su pago, reconocieron los acuerdos del Memorandum, reconocieron la monitorización y la evaluación de la economía griega por los equipos técnicos de la Troika – las organizaciones internacionales FMI, BCE y la UE- cuyo nombre ha sido cambiado con propósitos de comunicación, ahora son las Instituciones, no la Troika.

El 20 de febrero del 2015 el gobierno Syriza confirma su retractación total con la firma del acuerdo puente del Memorandum número 2 que firmó el gobierno Samaras en noviembre del 2012, junto a las negociaciones dirigidas al acuerdo de un nuevo Memorandum con los prestamistas. Pero sus retractaciones, contradicciones y vacilaciones hacen, a los ojos de los prestamistas, al gobierno Syriza poco fiable para gestionar la crisis griega, que ha dado como resultado la asfixia económica y la quiebra del país. Los prestamistas conocen por adelantado que el tiempo está de su lado y que pueden forzar al gobierno Syriza a aceptar sus términos con el arma de la asfixia económica y la amenaza de la quiebra.

Ellos saben que un default griego y una salida de la eurozona no niega las obligaciones del país con el pago de la deuda, que todos los gobiernos griegos han firmado desde 2010 hacia delante.

El gobierno de Syriza es lamentable, porque mientras lanzaron un referendum para aceptar o rechazar las propuestas de los prestamistas después de retirarse de las negociaciones, antes del referendum anunciaron que volvían a pedir la reanudación de las negociaciones mediante la aceptación de la mayoría de las propuestas de los prestamistas. El referendum fue un ejercicio de relaciones públicas por parte del gobierno Syriza para gestionar su propia quiebra política, independientemente del resultado del referendum.

El curso tomado por el gobierno Syriza prueba lo que afirmamos como Lucha Revolucionaria en el comunicado del ataque al Banco de Grecia, que decía, “Syriza, después de una larga marcha de retractaciones políticas, contradicciones y una vuelta hacía el ‘realismo político’, indica la imposibilidad de un modelo social-demócrata estable en nuestro tiempo, y  tiende cada vez más claramente a convertirse en un partido de protesta del modelo económico neoliberal, pero con un total y predeterminado abandono en los problemas de gestión de la crisis. La aceptación de todas las estructuras, mecanismos y alianzas dominantes, la aceptación de la Unión Monetaria Europea, el euro, la UE, la retirada de las posiciones por la abolición del Memorando y la cancelación unilateral de la deuda muestran que el desarrollo de un partido social-liberal con una fachada socialdemócrata se convierte -incluso antes de que tomaran el poder, asumiendo que tomarían el poder- en la forma de poder asegurar la aprobación y el apoyo al bloque económico de las autoridades.

Poco más de un año después, nosotros Lucha Revolucionaria confirmamos la quiebra política de Syriza. La quiebra política de Syriza y la esperada caída del gobierno antes o después prueba la imposibilidad de solventar los problemas puestos de manifiesto por la crisis capitalista mediante reformas dentro del sistema de economía de mercado y el parlamentarismo burgués. Esto muestra lo que durante años Lucha Revolucionaria ha afirmado, que “la única solución realista a la crisis es la revolución social”, la actuación de sectores sociales y de la población en el enfrentamiento armado con el régimen, por el derrocamiento del capital y el estado en Grecia. La revolución social es la ruptura real. La causa de la crisis es la existencia del capitalismo y de la economía de mercado, la existencia de clases y divisiones sociales, el ciclo perpetuo de inversión de capital para conseguir beneficios y reinversión de esos beneficios para obtener aún mayores ganancias, un proceso cuya continuación perfecta es un signo de prosperidad capitalista y cuya parada es señal de crisis.

Como Lucha Revolucionaria, en respuesta a la elección entre euro o dracma, hemos argumentado que la adopción del dracma en Grecia dentro del marco de la UE y con los acuerdos intactos del Memorandum que prohíben el impago de la deuda por parte del deudor, o su conversión desde euros a la moneda nacional, no solo no reducirían la deuda sino que más bien la incrementarían, y también reducirían el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores, lo que significaría un deterioro del nivel de vida y un aumento de la pobreza.

El asunto de la moneda no soluciona por si mismo ningún problema. No soluciona el problema de la deuda, la pobreza, miseria, hambre, muertes por dificultades, enfermedades, suicidios. La solución no está dentro del sistema capitalista. La solución no está en las propuestas de los partidos, la solución no está en los resultados de las elecciones al parlamento burgués o en los referendums de las autoridades.

Como Lucha Revolucionaria, contra la continuación de la política monetaria impuesta por las élites económicas multinacionales (el fascismo de los mercados), una política cuyos exponentes son la mayoría de los partidos incluido el gobierno Syriza, y a diferencia de la propuesta de una nacionalización total de la economía y su control centralizado -una propuesta que históricamente ha fracasado- nosotros recomendamos como solución revolucionaria el colapso del capitalismo, la economía de mercado y el estado.

Es una solución mucho más realista, un levantamiento armado de la gente que se niega a pagar la deuda, que no reconocen préstamos, acuerdos y Memorandums, que no aceptan ni reconocen el euro, ni estructuras como la Unión Europea que no sirven a otro fin más que el de ser los siervos de los mercados.

Es una solución mucho más realista: por un levantamiento armado de la gente que quiere expropiar la propiedad de los capitalistas, los medios de producción de las multinacionales, bancos o capitalistas locales, de todos los que han comprado las propiedades del estado, empresas y lo que queda en manos del estado.

Es una solución mucho más realista: por la propiedad socializada del capital privado y del estado, gestionado por consejos de trabajadores y asambleas populares. Las mismas medidas en todos los sectores de la producción social, tales como salud y educación, donde la gestión será ejercida por los trabajadores y aquellos que participan con ellos.

Es una solución mucho más realista: por la puesta en práctica de una revolución social de democracia directa que eliminará inmediatamente el estado y a los profesionales de la política parlamentaria burguesa, responsables de la gestión de los asuntos sociales en lugar de la gente y los trabajadores, y en su lugar pondremos un sistema confederal de consejos de trabajadores y asambleas populares, en el cual todos podrán participar, hablar y tomar decisiones juntos en todas las problemáticas sociales que les afecten en el puesto de trabajo, escuelas, hospitales, universidades, barrios, pueblos o ciudades.

La elección de nuestro tiempo no es si o no a las propuestas de los prestamistas, no es entre un Memorandum más o menos duro, o entre el euro o el dracma. La elección es entre capitalismo o revolución.

Nikos Maziotis, miembro de Lucha Revolucionaria.

Cárcel de Koridallos, Atenas.

Anuncios
Categorías:Comunicado de prisioneros Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: