Inicio > Comunicado de prisioneros > Grecia. Texto de los presos anarquistas Alexandros Mitrousias y Giorgos Karagiannidis.

Grecia. Texto de los presos anarquistas Alexandros Mitrousias y Giorgos Karagiannidis.

korydallosEl 20 de abril, en la sala del juzgado de la prisión de Koridallos, comienza el juicio de apelación que va a tratar diversos casos relativos a las acciones de la organización Conspiración de las Células de Fuego (detenciones en Halandri en septiembre de 2009, el envío de paquetes incendiarios en noviembre de 2010, las detenciones en Volos en marzo de 2011), así como otros casos de anarquistas presxs (detenciones en Nea Smirni en diciembre de 2010, el tiroteo de Pefki en mayo de 2012, la expropiación de bancos en Velvedo Kozanis en febrero de 2013). Nos gustaría mencionar que estamos condenados por el caso Halandri así como por las armas encontradas en una habitación en Nea Smirni, un caso por el que los compañeros S. Antoniu y K. Sakkas, que evadieron la detención, también han sido condenados. Debemos comparir algunas observaciones, ya que, en la gestión de los casos judiciales que conciernen a las acciones de la organización en su conjunto, así como en otros casos relacionados, las autoridades estatales utilizan una serie de táctica legales. Pensamos que es importante aportar la experiencia que se ha adquirido después de haber estado durante 5 años en un proceso judicial, condenados y procesados al mismo tiempo.

Inicialmente, las autoridades judiciales en cooperación con las fuerzas antiterroristas, separaron la acción de la organización en diferentes acusaciones, tratándolas en diferentes momentos. El objetivo era la detención continua de aquellxs anarquistas que no habían sido juzgadxs antes de la finalización del período de 18 meses desde su primera detención (de acuerdo con la ley en Grecia, si un/a prisionerx ha estado en detención preventiva durante 18 meses sin ir a juicio debe ser puertx en libertad).

Un ejemplo característico es el que tuvo lugar en junio de 2012, cuando las autoridades judiciales buscaron la extensión de las detenciones más allá de 20 meses. La huelga de hambre de K. Sakkas levantó una barrera contra este intento de cautiverio judicial continuo, lo que demuestra la importancia de resistir los métodos del estado, al mismo tiempo lxs empleadxs judiciales-fiscales, tratan de hacer prevalecer métodos de represión sin precedentes en los casos de anarquistas presxs.

En la vista de la corte de apelaciones, se aplica la táctica opuesta, es decir, todos los casos que hemos mencionado anteriormente se empaquetan y se envían a un tribunal ordinario. Dado que todxs lxs acusadxs también son condenadxs con penas de prisión no hay posibilidad de que algunx sea liberadx por fin del periodo de detención, así las autoridades buscan la ampliación de nuestro encarcelamiento, así como de otrxs anarquistas presxs, a través de un proceso penal maratoniano, retrasando la decisión final. Una muestra particular de este método es la adición de la apelación por la doble expropiación de bancos en Velvedo, donde se persigue a dos compañerxs anarquistas. Lo grotesco aquí es que, a pesar de que lxs compañerxs al principio no fueron condenadxs por su participación en Conspiración de las Células de Fuego, las autoridades judiciales atribuyen el caso al tribunal superior de apelaciones, como escribimos, con una evidente intención de alargar su sentencia y estancia en la cárcel.

Por lo tanto, este juzgado de apelaciones funcionará como un episodio más en el intento de las fuerzas antiterroristas y las autoridades judiciales de extender nuestro encarcelamiento de forma indefinida. No tenemos la intención de permanecer impasibles frente a estos métodos y vamos a confrontarnos a todos los niveles con el fin de refutar esta planificación judicial. El conjunto de la burocracia estatal, las tácticas legales y los procesos penales a largo plazo, componen una reja de control que apunta a nuestra completa sumisión mediante el encarcelamiento a largo plazo, una práctica que se dirige completamente hacia lxs anarquistas presxs. Mencionemos también que, a pesar que el juicio de apelación para estos casos se acerca, la última primera instancia del procedimiento relacionado con los ataques con explosivos incendiarios llevados a cabo por la organización Conspiración de las Células de Fuego durante el período 2008-2011, no ha finalizado.

Durante los 5 años que hemos estado en prisión, han pasado tantas cosas en el nivel de la opresión estatal, que lo que estamos mencionando no es más que una pequeña parte de un capítulo especial en ella, cuya base es la legislación antia-terrorista. Decenas de prisionarxs de del entorno anarquista-antiautoritario durante los 5 años entre 2010 y 2015, detenciones sobre detenciones para muchxs de nosotrxs transcurre el tiempo, un amplio uso de las leyes de exclusión (187, 187A, ley anticapucha en numerosos casos), extensión de los procesos de venganza y arrestos de familiares o compañerxs cercanxs, con el objetivo de difundir el miedo y el aislamiento político/social de lxs anarquistas presxs.

Al igual que las detenciones de Evi Statiri y Athina Tsakalou con una aplicación diferente y experimental de la ley antiterrorista, en la que no se les permite estar presentes en su propio juicio ya que están bajo arresto domiciliario, y su persecución adquiere un carácter kafkiano. Además, la condena de N. Maziotis, miembro de Lucha Revolucionaria a cadena perpetua muestra claramente las intenciones de la política de opresión. La cadena perpetua por un ataque sin víctimas mortales, introduce un práctica totalitaria por parte del estado, con el objetivo de poner fin a la política de acciones revolucionarias violentas.

La contradicción de los métodos judiciales de la autoridad que mencionamos parcialmente antes, siempre en el marco de un plan general subversivo, es una parte de la guerra que se está llevando a cabo, mientras que cada paso atrás es un terreno perdido para nosotrxs y un precedente político global negativo. Por lo tanto,la presencia y el apoyo en los puntos cruciales del proceso judicial durante el juicio de apelaciones, es deseable y necesario. En una realidad global que está cambiando rápidamente, con la evolución geopolítica en la amplia área que directamente afecta a los procesos socio-políticos, con el colapso de la ilusión de la gestión izquierdista del poder, esperamos la intensificación de las hostilidades contra estados, países, religiones y sistemas económicos, por la liberación y la revolución.

Para finalizar, enviamos un fuerte abrazo a Kostas, y le aseguramos que en la lucha contra el olvido, gana la memoria.

Mitrousias – G. Karagiannidis.

Prisión de Koridallos, Marzo de 2016.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: