Inicio > Memoria Anticarcelaria > Italia: 11 de Julio 1998 A 18 años de la muerte de la compañera Soledad Rosas:

Italia: 11 de Julio 1998 A 18 años de la muerte de la compañera Soledad Rosas:

soleebalenosucidadosEl 5 de marzo del 1998 en Turín fueron detenidos tres compañeros anarquistas que vivían en la casa okupada “Casa di Collegno” mientras fue desalojado “El Asilo”.

Las policías políticas de Italia, los fiscales, jueces y periodistas buscaban dar por cerrado una serie de ataques contra instalaciones del T.A.V (Tren de Alta Velocidad). Los seguimientos, micrófonos, interceptaciones ambientales, escuchas telefónicas y todo el aparataje del Estado Terrorista se alineo para acusar a Sole, Edoardo y Silvano de Asociación Subversiva y banda armada.

El 5 de Marzo de 1998, hace 15 años comenzó el trágico desenlace represivo….Edoardo Massari moría ahorcado en la celda de la prisión de Vallete el 28 de Marzo de 1988, mientras que el 11 de Julio de ese mismo año, su compañera Maria Soledad Rosas, la Sole moría ahorcada en la casa donde consiguió cumplir un estricto arresto domiciliar.

A continuación recordamos un comunicado que escribió la Sole desde prisión luego de la muerte de Edoardo. Porque hoy como ayer el único terrorista es el Estado…mantenemos viva la memoria de quienes han caído luchando por la liberación.

Comunicado de Soledad Rosas desde prisión

Compañeros y compañeras: La rabia me domina en este momento. Siempre he pensado que cada uno es responsable por sus actos, pero esta vez hay culpables y los quiero mencionar en voz alta, son aquellos que mataron a Edo: el Estado, los jueces, los abogados, la prensa, el T.A.V., la policía, las leyes, las reglas y toda la sociedad de esclavos que acepta este sistema.

Siempre luchamos contra esta dominación y es por ello que hemos terminado en la cárcel. La cárcel es un lugar de tortura física y psíquica, aquí no se dispone de absolutamente nada, no se puede decidir a qué hora levantarse, qué comer, ni con quién hablar, ni con quién encontrarse, ni a qué hora ver el sol. Para todo hace falta hacer una “solicitud”, hasta para leer un libro. Ruido de llaves y cerraduras que se abren y se cierran, voces que no dicen nada, voces cuyo eco se escuchan en los pasillos fríos, zapatos de goma que no hacen ruido y una linterna que en los momentos menos pensados está ahí para controlar tu sueño, correo controlado, la palabra prohibida. Todo un caos, todo un infierno, todo la muerte.

Así es como te matan día a día, despacio pero seguro para hacerte sentir más dolor. Por eso Edo ha decidido terminar abruptamente con este dolor infernal. Al menos él se permitió tener un último gesto de mínima libertad, de decidir él mismo cuándo terminar con esta tortura. Entre tanto, me castigan a mí y me ponen en incomunicación. Eso significa no sólo no ver a nadie sino tampoco recibir ningún tipo de información, no tener una frazada para taparse. Ellos tienen miedo de que yo me suicide. El mío es un aislamiento cautelar, lo hacen para “salvaguardarme”, y así no tener que asumir la responsabilidad si yo decidiera también ponerle fin a esta tortura.

No me dejan llorar en paz, no me dejan tener un último encuentro con mi Baleno. Veinticuatro horas al día, un agente me custodia a cinco metros de distancia.

Después de lo que pasó, los políticos del partido verde que vinieron para darme su pésame y para tranquilizarme no se les ocurrió nada mejor que decirme que “ahora seguramente todo se va a resolver más rápido, ahora todos van a seguir con más atención el proceso y pronto te darán arresto domiciliario”. Después de este discurso me quedé sin palabras, estaba sorprendida, pero pude preguntarles si se necesita de la muerte de una persona para conmover a un pedazo de mierda, en este caso el juez.

Insisto, en la cárcel ya mataron a otros y hoy mataron a Edo, estos terroristas con licencia para matar.

Voy a buscar la fuerza de alguna parte, no sé de dónde, sinceramente ya no tengo ganas pero tengo que seguir, lo hago por mi dignidad y en nombre de Edo. Lo único que me tranquiliza es saber que Edo ya no sufre más. Protesto, protesto con mucha rabia y mucho dolor.

Sole

P.D.: Si el hecho de encarcelar a una persona es un castigo, entonces a mi ya me castigaron con el asesinato de Edo. Hoy empecé la huelga de hambre. Quiero mi libertad y la destrucción de toda esta institución carcelaria. La condena la voy a pagar todos los días de mi vida.»

 

Septiembre 2009, muere fiscal  que llevo la causa contra Sole y Baleno

Hoy, 24 de septiembre, ha muerto el fiscal italiano Maurizio Laudi.

Este fiscal, que se ocupaba de los casos de antiterrorismo en la ciudad de Turin, es el responsable de la muerte de Baleno y de Soledad (Sole).

Hoy es un dia de fiesta para nosotrxs anarquistas que nunca olvidamos a nuestro enemigos. Cierto, hubiera tenido que sufrir, pero festejamos la linda noticia!!!

Per l’Anarchia, Morte allo Stato e ai suoi servi!!!

(Por la anarquía, Muerte al Estado y sus servidores!!!)

Enviado por Culmine.

El juez de la corte antiterrorista murió de un ataque cardiaco en su casa de Turín, un accidente cerebrovascular ha cortado al fiscal jefe esta mañana, Maurizio Laudi. Su esposa informó a los funcionarios que fueron a su casa como todos los días.

En Turín -donde se mudado cuando fue elegido miembro de la CSM- entre otras cosas, había dirigido la lucha contra la mafia y la Dirección que se ocupa de los delitos de terrorismo y subversión.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: