Inicio > Comunicado de prisioneros, Juicios > Italia. Declaracion de Claudia y Stefano a inciiarsae el juicio por Scripta Manent

Italia. Declaracion de Claudia y Stefano a inciiarsae el juicio por Scripta Manent

(Extraido de la rebelion de las palabras)

Declaración de les anarquistas Claudia y Stefano

Nos encontramos enfrentándonos a vosotrxs para ser juzgadxs. ¿Culpables o inocentes? Pero, ¿de qué se nos acusa? En los miles de páginas producidas por el fiscal, se encubren alrededor de veinte años de historia de lucha anarquista en Italia, y no sólo, hechos específicos son mencionados para respaldar suposiciones y conjeturas, pero de hecho, ¿de qué queréis convenceros a vosotrxs mismxs con todo ese montón de papeles? Queréis convenceros a vosotrxs mismxs de que nosotrxs somos anarquistas. De que no aceptamos pasivamente el sistema que nos gobierna, la inevitabilidad de la dominación del humano sobre otrxs humanxs y sobre la naturaleza. Os están pidiendo que condenéis el amor que une a los seres humanos que comparten el deseo irrefrenable de libertad unido por su desprecio común por la autoridad. Si ese es el motivo por el que estamos aquí, pongamos fin a esta farsa antes de que comience. Somos culpables.

Somos culpables de tomar conciencia de que el régimen democrático no es otra cosa que la supremacía implacable de les más fuertes sobre les más débiles, que se apoya a sí misma mediante la difusión de partículas de poder para satisfacer el ego de seres humanos educados para buscar el privilegio, y mediante el aplanamiento de las actitudes individuales, buscando protección en el consenso de las masas.

Somos culpables de no aceptar estas condiciones, de no querer participar en la distribución de esas partículas de poder, de no querer vivir sobre la sangre y el sudor de aquellxs que sufren una condición menos favorable que la nuestra. Esto no significa que nos quedemos en una esquina devotos al sacrificio de vivir junto a les débiles; vivimos por nosotrxs mismxs, para satisfacer completamente nuestras necesidades sin esperar ni pedir permiso, luchando contra todo lo que nos lo impide. No soñamos con una revolución, sino que continuamos dando combustible a la revuelta contra toda restricción, sobrepasando nuestros propios límites y aquellos que son impuestos sobre nosotrxs.

Hace unos pocos días nuestro hijo estaba estudiando algo llamado “educación cívica”, repitiendo en voz alta los principios de la constitución que garantizan la libertad de discurso y expresión, etc. Incluso a pesar de que le arrojamos conscientemente al vientre de la bestia al enfrentarle con la educación pública, confiando en su inteligencia y en el pensamiento crítico que él adquirió, no pude evitar meterme a explicarle que esto es una mentira, que las leyes son dictadas por aquellxs que las conciben para mantener su propio poder y que no es verdad que todxs puedan expresar su propia opinión, porque [cuando lo hacen] les obstruye, son aplastadxs, como les está sucediendo a su madre y padre.

Por esta razón, para no perpetuar esta mentira, continuaremos luchando con la cabeza alta para que las generaciones futuras puedan tener una visión de la realidad diferente y no permanezcan como rehenes de las verdades sesgadas.

Hemos decidido leer este documento para enfrentaros con vuestra responsabilidad en defender la hipocresía de la constitución ante la cual jurasteis. Queremos que veais la mano del monstruo acariciando vuestras cabezas como perritos fieles cada vez que os miréis en el espejo. No queremos daros la oportunidad de esconderos tras el corrupto y podrido principio de justicia que os eleva como inquisidores.

El hecho de que a nuestres compañeres se les esté negando el derecho a asistir físicamente a la sala, que el principio de participación en la defensa, el cual garantiza la ley que apoya la mentira democrática, sea cancelado así, es una demostración más de cuán partidista es el uso de la legalidad. Especialmente por esta razón, ya no participaremos en esta farsa, abandonando las audiencias y confiando la defensa técnica a les abogades con el objetivo de sacar a la luz todo lo posible las contradicciones que sostienen este sistema, sin justificar nuestro ser y sin reclamar ninguna migaja de la democracia.

Así que decidimos [no] luchar encerrades dentro de los límites de vuestra ley. Fuera de esos límites, siempre somos nosotres quienes decidimos cómo y cuándo luchar.

El buen fiscal público Sparagna, campeón de la lucha contra las mafias o el perro que muerde la mano del maestro que le arroja un trozo de pan, pensó que podía tratar con les anarquistas como lo hace con los mafiosos, sin darse cuenta de que lo que nos distingue es algo que va mucho más allá de su miserable concepción de la existencia y la solidaridad. De una manera cobarde, incluso podría tratar de usar la experiencia de cada uno de nosotros para buscar fallas en las cuales arrastrarse, pero nunca tendríaéxito.

Honor y amor sin límites a nuestras hermanas y hermanos rehenes del Estado.
Paladines de la justicia: Lo que es nuestro nunca será vuestro, ni siquiera tras años de espiar y estudiar nuestras vidas.
Culpables de amar sin condiciones.
Culpables de odiar con plena cognición.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: