Inicio > Juicios > Italia. Sobre la declaración de un testigo en el juicio por la “Operación Scripta Manent”

Italia. Sobre la declaración de un testigo en el juicio por la “Operación Scripta Manent”

Un testigo, una llamada ‘persona informada de los hechos’, siempre es un producto del fiscal. Una identidad, un rol, una pertenencia se construyen alrededor del individuo, de acuerdo con el uso que la contraparte quiere hacer de él. Una convocatoria, de hecho, tiene un objetivo muy preciso y no se puede separar del objetivo que quiere alcanzar. Como en muchas de las investigaciones en la década de los 70 y no solo han demostrado que el uso de instrumentos como este sirve para dividir, atacar y hacer que muchos grupos subversivos implosionen durante los juicios. La declaración de un testigo es una de las palancas en las que se basa la acción de un fiscal, para que este último pueda desarrollar su investigación y su condena.

Hace aproximadamente dos meses me convocaron a la corte de bunker en Turín como testigo en la operación Scripta Manent. El interrogatorio consistió en tratar los motivos y el contenido de mis cartas que intercambio con los acusados.

El objetivo de mi convocatoria fue bastante claro para mí desde el principio: querían usarme para plantar contradicciones entre personas, compañeros e individuos; hacerme decir palabras duras contra los arrestados, tomar distancias, hacer distinciones; el eco del fondo en ese tribunal fue el de una solicitud velada de disociación.

 

Para aislar a un grupo de personas, trata de quemar los lazos a su alrededor para que las acciones de las que son acusadas, sus palabras y reclamos sean más abominables y aún más punibles.

Mis respuestas en sus diversas formas, por el contrario, querían destacar mi solidaridad plena y absoluta con los compañeros encarcelados e investigados.

La construcción de una investigación es siempre un artificio, una artimaña, una monstruosidad entregada por mentes acostumbradas a cosas sucias, y como tal siempre debe ser rechazada y ridiculizada; lo que un fiscal dice es siempre una mentira. Por supuesto que no somos víctimas. Los anarquistas nunca somos víctimas, nunca somos inocentes.

¿Entonces, qué debemos hacer?

Rechace las palabras y las construcciones de los fiscales. Rechace las categorías, compartimentos, tipologías modeladas por el fiscal Sparagna.

Niega toda esa basura.

Pero también entiendo que cada individuo es diferente al otro, cada uno está animado por sus tensiones, deseos, prácticas, por diferentes que sean, cada uno elige, elabora, prueba y lo vuelve a intentar.

Además, en el flujo de las aguas turbulentas en que todos nos movemos, las críticas, los enfrentamientos y las contraposiciones son necesarios y son básicamente la sal del movimiento anarquista.

Dicho esto, finalmente rechaza la citación.

Oponerse a esta dinámica, las manipulaciones de los fiscales, podría ser una señal pequeña y banal, pero vale la pena enviarla a la contraparte.

Por razones que no voy a explicar aquí, el pasado febrero decidí estar presente ante los jueces; si voy a ser convocado nuevamente, rechazaré la invitación obligatoria y enfrentaré las estúpidas consecuencias.

Antonio

 

FUENTE: ROUND ROBIN

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE

 

Categorías:Juicios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: