Inicio > Comunicado de prisioneros > Italia. Comunicado del compañero anarquista Davide Delogu

Italia. Comunicado del compañero anarquista Davide Delogu

(Sacado desde Contrainfo)

Continuo la conflictualidad, huelga de patio y huelga de la comida de la cárcel. El 22 de octubre, por primera vez, he sido autorizado por el DAP1, sobre la enésima petición de mi familia que siempre hace, a desarrollar una videollamada solo con mis padres y nada más, de lo contrario habrían bloqueado el video, al estilo 41bis. No quiero apostar demasiado pero creo que la presión obtenida por esta determinación con la campaña de huelgas solidarias algún efecto, para tal concesión, la ha tenido, así como después de una semana la barrocracia2 me ha trasladado a otra sección de aislamiento casi vacía (los dos presentes duermen 18 horas al día… hacía falta un poco de silencio sepulcral…). Me dan la celda mejor con azulejos en el suelo e incluso en las paredes del baño, un lujo, donde finalmente no hay fugas de agua, y por ahora haciendo las sumas, hemos obtenido una pequeña mejora, es decir, una mejor habitabilidad en la celda y de iniciar algunas videollamadas. Seguirán más tarde actualizaciones y agrego un texto mío sobre la prisión que había escrito hace tres años, nunca publicado, como contribución por la solidaridad dado que no consigo escribir uno como se debe sobre esta campaña de solidariad.

Viva quienes luchan.

Davide Delogu
3 de noviembre de 2020

A continuación la contribución:

CONTRA LA PRISIÓN DESDE LA CARCEL DE AUGUSTA (SR)

A pesar de mi situación de detenido en G.S. (Gran vigilancia) Tengo actualizaciones sobre algunas historias carcelarias; También me gustaría exponer algunos puntos que se remontan a la forma en que puede comportar un anarquista, o mejor sobre cómo yo (en cuanto anarquista, no sumiso, por experiencia directa) enfrento ciertas determinadas situaciones de la experiencia carcelaria, dado que todx anarquista prisionerx se comporta y responde como mejor cree (ciertamente no seré yo aquel que quiere dar «lecciones» de quien es más rebelde. EL anarcometro lo dejamos a los pseudointelectuales/revolucionarios y a los arribistas).

Actualizaciones: Hace 10 días, en la prisión de Augusta, ha habido una paliza contra un detenido marroquí. Ali, así se llama, estaba ya en aislamiento porque había realizado una pelea con cuchillas con otros dos árabes. Después de unos días su familia fue a verlo y la madre recordó al guardia que tenían dos horas de visita reservadas, pero el carcelero insistía en tener sólo una. La madre empezó a quejarse por este motivo y en respuesta fue empujada por el carcelero con mucha fuerza, tanta para hacerla caer sentada sobre la silla, justo en frente del hijo que llegó en ese momento, que no lo pensó dos veces antes de darle un puñetazo en la cara. En el inmediato lo tomaron una docena de guardias para la paliza. Ali luego fue denunciado por agresión hacia el torturador (como siempre) pero en el juicio sacara lo que realmente sucedió… donde no debería ser dejado solo. Sabemos bien que los guardias aprovechan de su fuerza y impunidad, contra los más débiles, los más aislados, sobretodo extranjeros. La otra actualización se refiere a una rebelión colectiva de hace unos días, en la prisión de Salerno. El motivo ha sido porque un compañero de ellos de 22 años, desde la prisión de menores ha sido trasladado a la de adultos allí en Salerno por motivos de «Orden y seguridad», anulando el hecho de que pueda permanecer hasta los 25 años. Pero no se le ha puesto junto con sus compañeros de sección, sino en tránsito en los «protegidos» como agresión a su propia dignidad. Entonces una sección compacta ha echado a los guardias, descendiendo en otras dos secciones más, también allí echando a patadas en el culo a los guardias. Se han tomado, entonces, tres secciones más, amenazando hasta que no lo habrían hecho salir, para estar junto a su compañero. Las secciones se han tomado desde la tarde hasta la mañana siguiente, hasta cuando ha sido decidido de hacer salir a su compañero.

Un «diálogo» que sin embargo ha servido, a pesar de que en los días sucesivos han sido todos trasladados, esparcidos en las regiones del estado, incluyendo uno en la sección donde yo me encuentro.

En cambio, una noticia inédita sobre el «caso Cucchi»3 se refiere al momento en que se encontraba en la sección, donde continuamente pedía analgésicos, ya que los carabineros lo habían masacrado. El jefe de servicios que ya estaba molesto por el horario de siervo en el que estaba montado, abrió la celda de Stefano Cucchi, ahora reducido en fin de vida, entrando y dándole el «golpe de gracia», masacrándolo a golpes y en la práctica matándolo definitivamente. Enseguida todos los internos presentes en esa sección fueron trasladados para evitar testimonios, pero uno de ellos, un sudamericano, dijo a los detenidos de la prisión donde llegó (Alghero) esta historia. Parecía muy extraño que los torturadores carceleros se hayan convertido de repente en «angelitos»…

Sobre los siguientes puntos que estoy a punto de escribir, incluso si a veces esta impostado en tercera persona, expreso a mí mismo y cómo me comporto en las diversas situaciones como anarquista no sumiso; no tengo la intención de escribir un «manual» de cómo debe comportarse un/a anarquista, como he escrito anteriormente, no soy un «duro y puro» sino un prisionero que atravesando el infierno de la represión carcelaria ha respondido furioso en base a su propia experiencia. Después, si para algunx, estas, le traen ideas interesantes para llevarlas a completar a su manera, bien sea.

En los consejos disciplinarios (o tribunal de ejecución) si se tiene la intención de ir allí, se está obligado a leer enteramente los cargos contra nosotros, en modo tal que se descubrirá si el carcelero que ha redactado el informe lo ha «inflado» ​​escribiendo el falso; si así seria, cuando vuelva a la sección, como siempre he hecho, lo hago escapar de la sección llenándolo de insultos y rompiendo todo. Por tal respuesta, también si se le pondrá en aislamiento, en total seis carceleros, teniendo la culpa de haber hecho un informe falso, ¡por miedo se han metido ellos la «prohibición de encuentro» conmigo ¡Y me dicen que es la primera vez que sucede esto, debido ciertamente a los detenidos ovejas que han dejado hacerse abusar por estas mierdas, dándoles el poder de hacerlo!,

Las mirillas del baño que tanto gustan a los depravados en uniforme deben quedarse siempre tapadas porque somos nosotros que decidimos nuestro espacio a la privacidad. Ellos te propondrán la «concesión» de taparlo mientras se usa el baño y de liberarlo cuando no se usa. ¡No es absolutamente aceptable. Es una violencia psicológica, porque si vas al baño 10 veces al día se necesita tapar y liberar cada vez la mirilla… que se jodan los guardias depravados y, si tanto les importa, que vengan ellos durante un registro u otra cosa para quitar el tapón de la mirilla, ¡Tanto se volverá a colocar inmediatamente!

Lo mismo si se está en el baño justo cuando vienen a registrar o para golpear en los barrotes 4, no deben atreverse a abrir la puerta del baño (que siempre es mejor hacer un gancho para bloquearla) bajo pena de lanzo de objetos y líquidos contra los pervertidos

– Problemas si se viene despertado durante el control nocturno tramite el encendido de la fuerte luz artificial, porque no usan linternas a pesar de que esté ausente la luz «suave» nocturna. Las maldiciones contra el guardia serán tan fuertes y rabiosas de despertar a toda la cárcel. Después de que ha sucedido 4 veces (con consecuente aislamiento) temiendo mi justa reacción, no lo han hecho más. Depende de los gustos, pero si un guardia monta en la sección alegre y sonriente, me activo inmediatamente para cambiar su humor junto a su cara de mierda!

– ¡¡En los registros corporales, los calzoncillos nunca se bajan!! Ellos quieren humillarte en tu integridad, convencidos de su superioridad y mandar tu cuerpo hasta en la intimidad, gracias a todos los demás detenidos que lo permiten, cuando en vez una persona tiene la facultad de decidir si mantener la propia dignidad intacta. Yo, en casi 10 años de prisión, me he siempre negado de bajarme los calzoncillos. Ha habido pocas veces que quedaba media hora, tratando de convencerme con argumentos asquerosos y ignorantes, y cuando esta excesiva presencia me venía de vomitar, para terminarla les alargaba ligeramente el elástico de los calzoncillos (no demasiado para no mostrar las partes íntimas), así se aseguraban (de buena gana o no) que no estaba ocultando nada, o de lo contrario los obligaba a pasarme el detector de metales.

Sin contar el hecho que lo dicen sus mierdosas leyes que está prohibido desnudar durante los registros, pero son tan miserables en todos los sentidos que no interesa este aspecto legal, ¡y mucho menos a mí!

-Soy el único en toda la prisión que se niega a hacerse oler por los perros antidrogas que llevan a veces. Me tienen que decir el motivo, el nombre y el apellido del presunto acusador que dice que yo las poseo, no habiendo tenido nunca ningún delito por drogas. Sintiéndome ofendido, he creado tanto de ese desorden, bronca y pérdida de tiempo, que cuando la unidad canina me ve, me evita directamente.

– Cuando están los golpes en los barrotes no debe ocurrir cuando se está comiendo (lo mismo vale para los registros) cuanto menos abrirles las ventanas. ¡No somos sus marionetas consencientes!

-Los guardias no pueden y no deben dar órdenes a los detenidos que no son sus subordinados, ¡No se está en una prisión militar y no se viste un mierdoso uniforme! Figurémonos si van a hacer los autoritarios con los antiautoritarios, con lxs anarquistas que tienen el justo modo de rebelarse a las «ordenes». Somos siempre nosotros los que decidimos qué hacer aunque sea con el sonido del aislamiento y, por cuanto me reguarda, ahora les he hecho cagar su forma de dirigirse a mí. Los carceleros deben dirigirse al detenido haciendo peticiones con la debida amabilidad. Después si lo hacen temblando de miedo por el solo hecho de referirse a un/a anarquista, va todavía aún mejor. Para no aburrir me detengo, al haber considerado la propia actitud refractaria en estos pocos puntos. Sin embargo, hay muchos otros…

¡No les demos el poder de tratarnos como quieran! Aquí se dice que la cárcel la hacen los detenidos, que sólo por un cierto aspecto corresponde con la realidad.

¡Contra las cárceles lucha y bombas o bombas de lucha! ¡No se puede ir con delicadeza! ¡Tampoco ellos lo hacen!

+ boletines territoriales anticarcelarios!

Prisión de Augusta

Notas:

1) Departamento Administración Penitenciaria.
2) De barrotes.
3) Masacrado a golpes por la policía.
4) Lo hacen a menudo para ver si los barrotes están manipulados.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: