Inicio > Comunicado de prisioneros > Italia. Comunicado del compañero anarquista Paska y sentencia en primer grado tras golpiza sufrida

Italia. Comunicado del compañero anarquista Paska y sentencia en primer grado tras golpiza sufrida

(Sacado de Contrianfo)


Hoy ha sido la sentencia del juicio de la Spezia por la paliza de los carceleros.

Se ha leído una declaración en la sala, que puedes encontrar a continuación.

El fiscal ha pedido la condena de 1 año y medio mes, y luego ha hablado el abogado.

Poco después de una hora, ha llegado la sentencia con 8 meses de condicional, sin suspensión de la pena.

¡El compañero saluda a todos y a todas!

Agradece en particular modo a los compañeros y compañeras que han seguido el proceso. Pese a la condena, de la cual al compañero importa relativamente, su voluntad es de hacer emerger la paliza de los guardias, cosa que en realidad ha sucedido, dada la baja petición por los delitos (resistencia simple y lesión personales agravadas), y la consiguiente baja condena.

Veremos en la apelación.

DECLARACIÓN

Desde el 3 de octubre del 2018 al 20 de marzo del 2019 he estado detenido en la prisión de La Spezia. No entraré en los detalles más específicos de las modalidades de la detención que he recibido, cosa de la cual no me quejo porque siendo libertario era más que predecible el tratamiento que me reservaban. Por lo tanto, citaré solo las cosas más llamativas que me han pasado. Informar sobre hechos no quiere decir ni reclamar ni llorarse encima: son solo hechos que han sucedido, y la realidad de las cosas nunca ha hecho mal a nadie.

Es más, esta declaración tal vez pueda molestar a alguno que quiere que este callado y bueno solo a esperar esta sentencia, así que bienvenida.

Nada más llegar a Fontevivo he tenido enseguida graves ralentizaciones en el correo sin tener la censura solicitada ni del fiscal ni del juez ni del DAP [1]: probablemente la penitenciaria se sentía en el deber de monitorear mis cartas por quizás cual motivo.

Después de 6 días de mi llegada, se me ha comunicado que tenía prohibido reunirme con otro compañero encarcelado allí, algo establecido seguramente por la Dirección de la prisión sin ninguna solicitación externa, por lo tanto, los señoritos no se escondían detrás de ningún tipo de frases de ocasión: el DAP no ha pedido ninguna prohibición, tanto que el día anterior a esta infame imposición me he encontrado con el compañero en la misa.

He sido colocado en una celda junto a una persona con la cual, de seguro, no compartía mis ideas políticas ni mucho menos eran mínimamente afines, y esto lo sabía toda la dirección carcelaria y toda la policía penitenciaria de La Spezia: ambos hemos superado este descuido y de otra manera hemos resuelto la problemática que surgió a los pocos días.

Durante las traducciones (traslados), y en particular aquella del 18 de octubre del 2018, he sido transportado, o mejor dicho arrojado como un paquete, llevándome enormes dolores costales, que todavía hoy resurgen, solo por la bravuconería de los guardias que estaban particularmente gaseados por transportar a un preso en furgoneta, coche de escolta delante y ametralladora a plena vista: qué emoción habrán experimentado los torturadores que casi logran romperme la cabeza con sus heroicas gestas, fruto de un guía de fórmula uno en el centro de la ciudad! Después de pocos días, incluso han logrado romperme la cabeza de verdad, pero llegaremos allí.

He entrado en la huelga de hambre por 20 días perdiendo 15Kg., he pedido un traslado a otro lugar porque no era absolutamente ni aceptable ni soportable ir a juicio con su escolta, la única con la cual he tenido problemas de traducción a pesar de los numerosos «Viajes», si se les puede llamar así, que he sufrido durante mi breve detención. Teramo-Lecce, Teramo-La Spezia, Lecce-La Spezia, Florencia-Teramo-La Spezia en un solo día, Viterbo-Florencia, Lecce-Viterbo y viceversa, todos siempre sin esposas o en cualquier caso sin magulladuras o bultos por la traducción.

Por no hablar del estar fuera de la región y a 150 km del lugar del juicio por el cual en la época estaba detenido, proceso con calendario prácticamente bisemanal y muy largo, y a 520km de mi lugar de residencia y el de mi madre, que ciertamente no es una señorita joven y fuerte dados sus (en ese momento) 71 años de edad y los no pocos problemas físicos, como su aun actual vigilancia por la recuperación de un tumor y las otras diversas operaciones que ha afrontado en los últimos años que no estaré aquí para alistar.

En la siguiente traducción, el 8 de noviembre del 2018 después de haber solicitado en todos los modos un traslado y de haber hecho presente la incompatibilidad con el Núcleo Traducciones, me han asignado nuevamente la misma escolta del 18 de octubre. A ese punto, he devuelto a los gentiles señoritos el golpe en la cabeza y las esposas sobre el costado que me han regalado el mes anterior bajo forma de dos empujones a dos agentes. Ciertamente no negaré de haber empujado a dos guardias ya que, después de haber sufrido todas estas vicisitudes, el nivel de soportacion estaba más que agotado.

Después de haber empujado primero a un guardia en el piso de la sección, y a otro en el pasillo de la matricula [2], sin entre otras cosas haber hecho caer a nadie, he sido puesto contra el muro por dos agentes (que poco a poco se han convertido en una docena, todos participes en la golpiza), y me han empezado a llenar de patadas, puñetazos y bofetadas. Solo he podido repararme lo más posible hasta que no he sido tirado a tierra, y he continuado recibiendo golpes en la cara, en las rodillas, en el costado, en la espalda, con uno de los testigos de la acusación (¡que también ha sido denunciado!), que se ha sentado sobre mi pecho con las rodillas, mientras sus colegas me pisoteaban los brazos con las botas para evitar que me protegería, y ha continuado por 2-3 minutos a golpearme en la cara con bofetadas, puñetazos y escupidas. El todo ha continuado durante unos diez minutos.

Una nota para quien me ha así definido: mejor hijo de puta por caso que hijo de matón siempre en uniforme! Y otras notas para otros matones: ¿has visto que el trozo de mierda (como me ha definido uno de los testigos de la acusación por este juicio) no ha permanecido en la Spezia hasta el final de las audiencias del juicio de Florencia, incluso si el procedimiento ha terminado después de mayo? Esto me ha sido dichoen la parte trasera de la sala del Tribunal de Florencia el 8 de noviembre del 2018, tras la golpiza y mi «expulsión» de la sala del tribunal decidida por el juez, mientras yo estaba esposado y me empujaban. Lástima que el viajecito me lo hayan hecho hacer solo el 20 de marzo, esperaba de salir un poco antes sinceramente.

Posteriormente, siempre el 18 de noviembre, el médico me ha dado la autorización de traducción a mi solicitud, después de asegurarme que habría hecho un informe de los evidentes lívidos y bultos sobre mi cuerpo. Lógicamente no ha hecho esto, y yo esperándolo he ido igualmente a juicio para mostrar cómo me habían dejado, a pesar de mi evidente mareo (también estaba en huelga de  hambre desde hace 5 días). Todos y todas me han visto en la sala del tribunal, he pedido leer una declaración donde informaba a los y las presentes que había sido golpeado por los guardias, pero el juez, evidentemente, después de haber visto el estado en que me encontraba reducido, se habrá callado en el tener que admitir que la penitenciaria me había golpeado y me ha hecho sacar de la sala. A ese punto los carceleros han roto mi declaración y me han apretado las esposas en mis muñecas tan fuertes como se puede, con las manos que se habían vuelto moradas y que se me hinchaban, relacionándose conmigo con los epítetos antes mencionados.

De esto el señor fiscal dudo que haya preguntado, pero poco importa. ¿Quizás la procura estaba demasiado empeñada a solicitar 14 reenvíos a juicio y otras tantas hojas de expulsión por una pintada y un reparto de panfletos en el centro de La Spezia? O ¿a abrir un procedimiento de 4 vigilancias especiales por estos avenimientos del 5 de enero del 2019? O sino ¿a acumular de forma apresurada y divagante material para un 270bis, dado que algunos y algunas han decidido llevar la solidaridad a un amigo y compañero golpeado en la cárcel?

O más que otra cosa, igual, digo igual, ¿estaba fastidioso que toda la situación creada después de la paliza llevase a la luz verdades indiscutibles y daría conocimiento a la población de La Spezia que en aquella cárcel suceden repetidas y frecuentes palizas? Pero en suma, da más miedo un panfleto, un escrito, que una pintada, porque es la realidad a dar más miedo que todo el resto.

Algo evidente que se denota también por las medidas de seguridad adoptadas para el desarrollo de este proceso: militarización  completa de la ciudad y al mismo tiempo continuos silencios sobre aquello que esta acaeciendo. Ninguno y ninguna debe saber que este proceso se está desarrollando, ni que los carceleros de la Spezia golpean a los detenidos.  Ocultar, acallar, esconder: esto es lo que hace el poder con la realidad. Pero se sabe, que existe siempre la realidad que es una cosa, y la realidad acusatoria que es otra.

Vuelto a la cárcel después de 8 horas de juicio he probado a hacerme visitar por otro médico, esperando en un éxito diferente, pero rodeado de 8 guardias y a luz de una vela porque se había ido la luz, la respuesta ha sido: «No, no se ve nada, yo no los veo los bultos, lo siento, no puedo basarme sobre aquello que dices tú». Típico. El día siguiente he tenido el consejo disciplinar, donde he declarado que haber dado el empujón a dos guardias y luego he sido golpeado (y pisado), pero a pesar de las evidentes señales en la cara se me ha dicho, por alguno que ha admitido en esta sede de no haber estado presente en el Consejo disciplinar, «Esto lo insinúa usted Fallanca»Eh sí. He pedido, entonces, de hacerme recetar todavía una vez mas pero el nuevo medico me ha aconsejado de asumir psicofármacos para calmarme dado que no tenia lívidos encima. Mientras tanto continuaba la huelga de hambre. A la tarde he ido otra vez a la enfermería y siempre la misma cosa. El día sucesivo, el médico de turno, que luego ha descaradamente mentido en esta sala, ha señalado que si había bultos en la cabeza y lívidos: solo después de 4 visitas han conseguido escribir alguna cosa, no todo ciertamente, han reservado una lastra a la espalda como les había pedido. Para la crónica los dolores a la espalda todavía me los llevo desde hace más de 2 años, de todas formas…

Desde aquel momento en adelante no he querido mas tener relaciones con el personal médico de La Spezia, visto que encarna la esencia de la bufonalidad y son el brazo derecho de la penitenciaria cubriendo varias palizas.

A pesar de esto me han seguido buscando. Mientras tanto, han hecho salir en contra de mi una procedimiento de aplicación de la medida del 14-bis para 3 meses, y a mi negativa de visita con la psiquiatra (que quería administrarme psicofármacos), descontados los 15 días de aislamiento me han metido en una celda individual con la Gran Vigilancia Interna, escrita para quien tiene problemas mentales. ¿Pero cómo?, nunca he tomado ningún medicamento que no sea el antihistamínico para las alergias ni nunca he tenido entrevistas con un psiquiatra en 33 años, y después de una paliza por parte de los guardias, con los doctores que no me dan las recetas, ¿ y me encoláis encima una vigilancia psiquiátrica?

Después de una acalorada conversación con el  Dirigente Sanitario, me han quitado en el giro de media hora esta inútil escrita, señal que era solo con fines represivos y para tener un mayor control autorizado sobre mí. La psiquiatría dentro de las prisiones es funcional para la aniquilación de las mentes, solo sirve a eso, de lo contrario ¿porque personas que nunca han tomado ningún psicofármaco en la cárcel se llenan de gotas, que el personal sanitario te da también sin receta y en el giro de diez minutos, haciendo llamar a la guardia la enfermería? ¿Mientras para una aspirina o un analgésico esperas horas? probar para creer, y así he hecho una vez durante el 14-bis: en el giro de 7 minutos, adelante con las 20 gotas de Rivotril que me han dado porque «estaba nervioso y necesitaba calmarme»: lógicamente rápidamente he reversado el contenido del vaso en el retrete.

Después de todo este andar, me han dado también 3 meses de 14-bis, o sea el aislamiento sin televisor ni cocina en la celda: lástima que sobre el proveimiento no estuviera escrito en ningún lugar que debía hacer el patio solo (últimamente los señoritos han entendido que hacer estar 3 o 6 meses una persona completamente sola no es exactamente lo mejor, y el 14-bis en algunos casos se limita a estar en la celda solo con el mínimo sindical de cosas, pero está prevista tanto la celda en las secciones que el patio en común con los otros detenidos).

Después de haber presentado una reclamación al Magistrado de Vigilancia el miércoles 6 de febrero del 2019 para hacer el patio con los demás, tac: ni siquiera han esperado la respuesta de la cámara del consejo y suponiendo de hacer el ridículo (por decirlo con elegancia), el lunes 11 ya estaba en el patio con los comunes.

El enésimo despecho, el enésimo abuso. Finalmente el 20 de marzo he sido trasladado de este lager, no para acercamiento visitas como alguien siempre en esta sede ha insinuado, sino que he sido enviado en una de las cárceles punitivas más duras de Italia, en Viterbo,el Mammagialla, distante 200 km de mi sede procesal y a 250 km de mi madre, así que en realidad más cercano. Ha sido de todas formas un alivio para mí poder dejar la Spezia, aunque si donde me estaban llevando es significativamente peor a nivel de condiciones de detención. Pero esta es otra historia.

Que se supiera que no me trasladarían hasta el 20 de marzo era evidente dado que en la audiencia del juicio del 20 de diciembre del 2018 por la cual estaba detenido, (a la cual me fui solo para comunicar al abogado del principio del 14-bis en Navidad – ¡un bonito regalo! -), el juez estaba presionando para terminar el proceso a más tardar el 20 de marzo, fecha de el fin de mi 14-bis y de mi ya programado traslado. Pero al parecer también abrieron un 270 bis falso y mentiroso sobre mi traslado.

Esto es lo que me ha pasado. Por suerte soy una persona con una sólida mentalidad y de constitución fuerte, y sé a qué se puede ir en contra en las cárceles contra estos sombríos personajes:

Si la paliza reservada a mí la habrían «regalado» a otra persona, con la mitad de mi peso, quien sabe cómo habría terminado. Mientras he estado en la sección comunes de La Spezia, ha habido más o menos una paliza a la semana, sin que los detenidos dirían nada o quieran hacer salir la noticia, por temor a represalias internas por parte de los guardias o de perder el trabajo. Aunque si algunos reclusos inmediatamente se pusieron a disposición para venir a testimoniar los lívidos que tenía en mi cuerpo, he preferido no involucrarlos, llamando a los médicos y al personal penitenciario que han fingido que no pasó nada, para evidenciar las contradicciones en el momento en el cual se producen las palizas hacia los detenidos. Los mejores lugares para golpear son las escaleras y las jaulas, donde no hay cámaras.

Perotambién donde hay cámaras y funcionan (ya que todas las cámaras de la prisión de La Spezia funcionan, tienen la luz roja encendida y graban, y imaginémonos si precisamente esa del pasillo entre la oficina de matrícula y el almacén están inactivas, ¡una de las zonas más importantes de la prisión junto con el área de visitas!), en resumen, incluso si funcionan, luego resulta que, quizás porque, tienen problemas y no existe un registro oficial para saber cuáles están activas o menos. Pero qué casualidad, que graciosa coincidencia, ¡esto es exactamente lo que ha sucedido con este procedimiento penal!

Aquello que me ha pasado a mi le pasa a centenares de detenidos y detenidas cada  día: y estoy convencido que no es que sirva, por ejemplo, la investigación de la procura de Siena para desenmascarar las golpizas en San Gimignano, o que la procura de Turín se exprese para decir qué es tortura o qué es trato degradante, hacia las reclusas y los reclusos. Mas que todo que el envío a juicio en Milán de 8 carceleros por haber golpeado a un preso en el patio, como lo demuestra ampliamente un video que ha hecho el giro en la web, o incluso el guardia que en Campobasso apunta con el arma a la sien de un detenido durante una traducción. Y los 14 muertos asesinados de las revueltas de este marzo, muertos disparados en la prisión de Módena y en otras cárceles, muertes que el DAP hace resultar por sobredosis. Creo que puedo pararme aquí con los ejemplos.

En Fontevivo, ha habido el promedio de una muerte cada 3 meses, desde julio del 2018 a octubre del 2019: 5 fechas, es decir, 31 de julio del 2018, 5 de agosto del 2018, 8 de abril del 2019, 25 de julio del 2019, 31 de octubre del 2019, 15 meses, 5 muertos: demasiado para una prisión con 230 reclusos. Quizás o hay algo que no va (y ya la existencia misma de una prisión es algo que no va), o sino la realidad es que a nadie le importa de los detenidos, que son continuamente golpeados por los guardias impunes que tienen mano libre con el apoyo de los demás funcionarios penitenciarios (que después de algunas muertes sospechosas vienen, mira qué casualidad, transferidos y tienen un pie en dos zapatos, o mejor dicho dos direcciones en dos cárceles…). Como siempre, los peces gordos los tapan, y los médicos hacen el silencio asenso, ya que además de intentar hacer la población carcelaria apática y silenciosa gracias a sus gotas, consiguen negar la evidencia no informando de quién es golpeado cotidianamente. Este es el cuadro de la situación, ya sea en la prisión de La Spezia que en otros lugares, en Italia y en el mundo.

Es por esto que no habrá paz si no hay justicia, y ninguna justicia existirá nunca en las salas de los tribunales ni tanto menos hasta que el ser humano continuara a encarcelar a sus semejantes y más.

Cierro esta declaración, apretando fuerte a un compañero al cual ha sido dada la  Vigilancia Especial por los hechos que siguieron a la paliza que sufrí, y que en la prisión de Turín ha sufrido la perforación del tímpano debido a otros guardias infames. Cosas al orden del día, en conclusión.

Mi solidaridad va para él y para todxs lxs compañerxs recluidxs, vigiladxs , restringidxs, reprimidxs, en Italia, como en el mundo entero. Resistir y dado que ya sé que lo hareis, os abrazo muy fuerte!

POR LA VERDAD

POR LA LIBERTAD

POR LA ANARQUÍA

PASKA

Fuente

Notas:

[1] Departamento Administracion Penitenciaria.

[2] sala de entrada/salida y de control.

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: