Inicio > Comunicado de prisioneros, Fugas > A 22 años de la fuga del 10 de Octubre de 1992. Escrito de Patricio Ortíz

A 22 años de la fuga del 10 de Octubre de 1992. Escrito de Patricio Ortíz

fuga10deoctubreSaludo conmemorativo a 22 años del 10 de Octubre: Fuga Víctor Zúñiga Libre.
Estimad@s herman@s, compañe@s:
Reciban un cordial y muy significativo saludo desde Suiza, a una distancia espacio-temporal de 14.000 Km y 22 años. Como podrán apreciar han transcurrido ya 22 años desde que un grupo selecto de compañeros prisioneros políticos del FPMR, procuraron por mano propia alcanzar la tan anhelada libertad. Cuán difícil resulta asumir, la pérdida definitiva de la vida de nuestros amados Pedro, Palito y Pum Pum. Sin embargo, creo que esta conmemoración, entraña una dimensión no sólo de desconsuelo y dolor, sino también, y por sobre todo, de reivindicación del mensaje de vida, resistencia, rebeldía y pasión, que acompañaron la decisión inquebrantable de estos jóvenes revolucionarios en su afán de no ceder ante la barbarie del aniquilamiento y despersonalización con que la prisión y con ella el Estado pretendían sellar su suerte y la de cientos de compañeros, que no estuvieron dispuestos a asumir la derrota de la ya así, mal llamada, transición a la democracia. No me detendré en caracterizar este período histórico que prefigura las características esenciales de la sociedad chilena actual, aspectos y dimensiones, que ustedes conocen y deben enfrentar cotidianamente.
Cualquier intento de reencontrarnos con nuestra propia historia, pasa sin duda, por un esfuerzo de conexión de los hechos pasados con los desafíos , exigencias e interrogantes con que nuestro presente nos interpela. Este tipo de ejercicio de nuestra facultad de rememorar lo histórico, reivindica lo que el gran maestro Giambattista Vico, sintetizaba en su lema de la Ciencia Nuova: según el cual el hombre sólo puede pretender saber con visos de verdad lo que el mismo ha hecho, aquello de lo que es autor-su historia-, es decir, comprendemos y nos hacemos cargo, no sólo del aspecto cognoscitivo de la realidad histórica, sino también somos fuente de su devenir. En este último sentido, es menester e imperativo, que escribamos nuestra historia con mano propia. En este esfuerzo deviene nuestro compromiso con lo vivido, no ya desde el escaparate artificioso y ficticio de las pretendidas visiones neutrales sobre lo acontecido, intelectualismo vacío y funcional a los intereses del relato oficial de los sistemas de dominación. Pedro, Palito y Pum Pum, fueron luchadores colosales contra el sistema capitalista, hoy apellidado neoliberalismo. Desde temprana edad comprendieron, que la derrota última de la dictadura, debía plantearse en términos de la construcción del socialismo, los momentos de la confrontación político- militar que se plasmaron en la década de los 80 en el seno de las organizaciones sociales y revolucionarias, que nacieron y se desarrollaron en la resistencia a la dictadura cívico militar, tendrían como norte estratégico la disputa político-militar y hegemónica por la construcción de una sociedad no capitalista. Ciclópeo esfuerzo que tensó las mejores cualidades y entrega de estos jóvenes patriotas, que integraron sin vacilar las filas más avanzadas y comprometidas de nuestra sociedad en pos de un cambio no cosmético, ni reformista, sino efectivamente revolucionario.
Hemos asistido en estos 24 años de transición interminable a la “democracia“, a la re fundación y consolidación del sistema capitalista dependiente, del que hoy somos tristemente célebres. Recordemos las palabras de nuestro comandante: Raúl Alejandro Pellegrin Friedmann- Jose Miguel, que echa por tierra los esfuerzos oportunistas y distorsionadores de la esencia de nuestro devenir histórico como organización político –militar revolucionaria, que pretendía como en su oportunidad dejó en claro nuestro comandante, restituir la soberanía de nuestro pueblo, a través de la convocatoria no elitista y plural a una genuina asamblea constituyente, una vez neutralizada las potencias y estructuras políticas e institucionales de la dictadura. No nos engañemos, el enemigo como, la Hidra de Lerna de mil cabezas, no sólo pretende , mantener a raya las reivindicaciones y lucha que pongan en cuestionamiento las bases de su sistema de dominación, sino incluso disputarnos y arrebatarnos nuestra propia historia, se vale inclusive de algunos actores que fueron parte de nuestra organización, que hoy pretender mancillar el legado heroico y glorioso del FPMR autónomo, desvinculando nuestra historia con sus componentes político militares que haciendo uso legítimo de la violencia revolucionaria, dieron el sello característico al ejercicio de nuestra praxis como actores no sometidos a la colonización de nuestras mentes y corazones a la cultura de la derrota y la claudicación; sepan todos estos revisionistas que el legado e impronta indeleble de nuestr@s herman@s y compañer@s mártires no se tranzan en el mercado espurio del acomodamiento y traición a nuestros ideales e ideas-fuerza. Así como también señeramente vislumbró nuestro comandante José Miguel, los tiempos difíciles que vendrían con la traición, la apatía y manipulación, de que serían objeto las masas populares, advirtió que el enemigo, procuraría dividirnos, desconectarnos y desvincularnos del seno de nuestro pueblo, para así lograr nuestro aniquilamiento. Hemos sido derrotados en variados combates, pero no vencidos, precisamente porque hemos luchado, como Pedro, Palito y Pum Pum, es que el enemigo, vuelvo a reiterar, de mil cabezas, nos teme. A tal punto, que pretende apropiarse de nuestra historia. Si efectivamente somos- y perdonen la reafirmación singular de nuestro querido FPMR- herederos legítimos de la historia hecha carne y sangre en cada gesto y compromiso certero de nuestro historia como organización, no debemos olvidar que la libertad no es una entelequia o principio abstracto, ni menos aún un concepto filosófico, sino un deseo de conspiradores -se conspira para ser libres-.un impulso que surge cuando el peso de las objeciones, constricciones de todo orden sobre nuestra existencia se tornan un peso de gravitación aplastante. Por eso no es lo mismo estar abajo o arriba de las suelas del poder, quien crea que los ocho jóvenes que procuraron hacerse con la calle ese día 10 de octubre del 92, fueron ilusos e irresponsables, sólo reproducen, el discurso de colonización, con que el sistema procura mantener interdictos y en permanente ensoñación alienante a l@s hoy no ciudadan@s, sino consumidores de una puesta en escena de una farsa que se auto perpetua, a partir del pacto o transacción efectuada por las élites por ya más de 25 años.
Me despido no sin antes reiterar mis saludos a tod@s l@s que hacen posible los esfuerzos por la reivindicación de nuestra historia como organización revolucionaria que como Pedro, José Miguel y Mauricio en palabras de nuestro comandante: Raúl Pellegrin- José Miguel situaron su dignidad tan alta como nuestras cordilleras. Saludos y un ferviente abrazo para mi hermano prisionero por espacio ya de 12 años en las mazmorras del estado brasileño, fiel heredero de la impronta Rodriguista.
Libertad para Ramiro.
Hasta vencer o vencer.
Patricio Ortiz Montenegro, Zürich, Octubre del 2014.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: