Inicio > Uncategorized > Italia: Operación Scintilla: Un recorrido largo de dos años

Italia: Operación Scintilla: Un recorrido largo de dos años

Hemos decidido hacer uso de la palabra también nosotrxs en merito a la declaración dejada durante la revisión de la operación Scintilla (chispa) en febrero de 2019. Lo hacemos ahora en la web, a distancia de más de dos años, fuertes de un largo, agotador y enriquecedor recorrido. La decisión de salir ahora en internet tiene diferentes razones. Seguramente está motivada por un debate que lleva varios meses abierto con compañeros y compañeras a nosotrxs cercanxs sobre la necesidad de ampliar la historia de cuanto sucedido a quien está encerrado en las cárceles italianas, así como aquellos que viven fuera de los confines nacionales. Por otro lado, el incentivo llega de los textos publicados recientemente, los cuales abren un nivel de confrontación al cual, por una completitud de la narrativa, no sentimos que podamos quitarnos. Precisamos que, desde un principio no hemos considerado internet una herramienta adecuada para afrontar cuanto ha sucedido por el limitado razonamiento que este instrumento necesariamente impone. De hecho, no reconocemos este espacio adecuado para una discusión profunda y sincera. Por ello, quisiéramos subrayar los límites que este texto inevitablemente por fuerza trae consigo, no pudiendo trasmitir la complejidad de los razonamientos y de los modos elaborados desde cuando hemos comenzado a afrontar cuanto por nosotros hecho.

Estas líneas, sin embargo, se ponen dos objetivos:

– Informar sobre los hechos a cuantos, a pesar de los esfuerzos realizados hasta ahora, no lo estén, trayendo una breve cronología de cuanto sucedido y agregando al final del texto las palabras de la declaración.

– dar algunas ideas respecto al intento realizado para afrontar nuestro error

Los hechos son estos:

El 7 de febrero de 2019, en contemporánea con el desalojo del Asilo ocupado, se puso en marcha la Operación Scintilla, investigación dirigida a golpear la lucha que se estaba llevando adelante en Turín contra los Cpr. Seis entre compañeros y compañeras fueron encarcelados con la acusación en común de asociación subversiva, tres de ellos con el añadido de la acusación de instigación a delinquir y una con también con el hecho específico relativo a una lata de gasolina colocada frente a una oficina de correos. Además de los seis arrestados, una compañera ha sido investigada quedando en libertad, mientras que otra, acusada tanto por la asociación subversiva como por la colocación de un artefacto frente a una oficina de correos, inició una larga fuga que duró más de un año y medio. Para la revisión de la operación Scintilla, que se llevó a cabo el 26 de febrero de 2019, se depositaron en la sala cuatro declaraciones individuales y una declaración colectiva. La declaración colectiva, por voluntad de los propios firmantes y de lxs compañerxs a ellxs más cercanxs, ha sido, enseguida, sometida a severa crítica. A pesar del, neto error cometido, nada puede sonar diferente a una justificación, somos los primeros en reconocerlo como tal. Reconocemos en primer lugar la problemática del tono de toda la declaración y de algunos pasajes contenidos en la misma, pero de manera más general y antes de esto, reconocemos que nos equivocamos al elegir el tribunal como referente, sin habernos dado el tiempo adecuado para hacer madurar las palabras y los conceptos a expresar, así como los objetivos a alcanzar. También pensamos que haya sido un error de método presentar una declaración colectiva sin el necesario confronto, ni entre los coacusados ​​y coacusadas, actualmente detenidxs en dos cárceles diferentes, ni con lxs compañerxs fuera con los cuales se ha luchado y, entre otras cosas, se ha llevado adelante la lucha contra los Cie-Cpr bajo acusación en la operación Scintilla. Además, sin tener en cuenta que una compañera seguía todavía prófuga, la hemos obligado a confrontarse con las consecuencias de nuestra elección tanto en los tribunales como, todavía hoy, que está bajo arresto domiciliario, respecto a la solidaridad que se podía y se puede desarrollar en torno a su situación.

Cómo se ha optado de afrontarlo hasta ahora y la posibilidad de añadir un trozo. Elegir la calle para afrontar aquello que habíamos creado ha sido difícil, por momentos muy lento y no lineal, también porque si primero la escritura ha ganado sobre el pensamiento, después el pensamiento ciertamente ha ralentizado y a veces frenado la escritura. Cada paso ha sido el resultado de múltiples confrontaciones que nos esperábamos, como mínimo, pudieran meter de acuerdo, a medida que venían dejados, los distintos signatarios. Sin embargo, a lo largo del tiempo, ha habido divergencias en el modo de afrontar el problema, que a veces nos ha hecho tomar diferentes direcciones.

El método intentado ha tenido seguramente su génesis en la confianza que muchxs entre compañeros y compañeras han decidido de acordarse dejándonos el espacio de un recorrido en el cual nos hemos metido en cuestión, hemos recogido las críticas que se nos han dirigido y hemos elaborado los motivos del porque nos hemos equivocado. A partir de esto, hemos decidido enfrentar la situación tratando de difundir lo más posible cuanto sucedido, buscando un confronto directo con compañeros y compañeras, cercanos y lejanos, conocidos y desconocidos. El objetivo no era solamente aquello de contar lo sucedido, sino, problematizarlo en todos sus aspectos, convertirlo en una oportunidad para un debate sincero con la intención de conseguir razonamientos válidos para todxs. La intención ha sido, también, aquella de recoger nuestro error como una ocasión para una profundización que, saltando el caso especifico, pudiera tener que ver además de con la relación con los tribunales y la represión, también otras cuestiones como la posibilidad de divulgación de los propios proyectos de lucha o de las propias perspectivas revolucionarias.

De esta forma, a pesar de la aspereza de las confrontaciones y en la dureza de las críticas recibidas, hemos llegado a tener discusiones enriquecedoras que esperamos que hayan sido tales no solo para nosotros y que esperamos tener también con aquellos a los que aún no hemos llegado. Desde nuestro punto de vista, pensamos de haber madurado, en estos años, posiciones mucho más sólidas, complejas y articuladas, aunque si nunca llegaron, sobre múltiples aspectos que esta declaración ha hecho emerger. Nos gustaría decir que nada de esta historia ha sido a nivel personal y práctico simple y fácil de manejar. Nos interesa también afrontar la crítica de quien piensa que hemos fácilmente querido resolver la cuestión en privado, para reiterar que no ha sido esto a movernos sino la voluntad de llegar también muy lejano de nosotros, intentando, de vez en vez, reducir lo más posible los obstáculos del método elegido. Es de seguro cierto, sin embargo, que a una difusión cuantitativa de cuanto sucedido, que también se ha buscado, hemos preferido la calidad que los diferentes pasajes nos podían ofrecer en la dirección de un superamiento de las razones que nos han llevado a depositar en sede de revisión tales declaraciones. Por esto al subrayar el compromiso que nosotros ponemos en el entender cómo superar las dificultades que, de vez en vez, las distancias han impuesto al método elegido, pedimos disculpas por las veces que no hemos sido capaces.
Hasta hoy decidimos publicar el texto depositado en sede de revisión el 26 de febrero de 2019 así que aquellas palabras puedan ser leídas por todxs y puedan dar aclaraciones a quien no tenían elementos. Creemos en el confronto entre compañeros y compañeras, y continuaremos a elegir los modos de discusión vis a vis, también colectivos, para quien estaría interesado ​​en profundizar la cuestión.

Giada y Silvia

Declaración presentada en sede de Revisión el 26/02/2019

Tras la lectura de la ordenanza y en un primer confronto que hemos conseguido tener entre los imputados detenidos en la misma sección de la prisión de Ferrara [1] declaramos cuanto sigue (las comillas están tomadas de la ordenanza)

– de no formar parte de ninguna «componente más restringida y secreta» respecto a los habituales frecuentadores del ex espacio ocupado denominado Asilo que normalmente pensaban en concentraciones, cenas benéficas, conciertos, piquetes y diversas iniciativas.

– de no haber elaborado nunca ningún «proyecto» para la realización de los delitos objetivos contestados ni ninguna «división de roles» o estrategia, compuesta de «fases» o de «niveles».

– que la idea o la voluntad de ofender indiscriminadamente «un número indeterminado de personas», cuáles podrían ser secretarias de oficina, empleados o transeúntes, de ninguna manera nos pertenece.

– que entre el 2015 y el 2017 se ha desarrollado, entre los ambientes así llamados antagonistas, y también parainstitucionales, un debate que reguarda el uso excesivo y sobrestimado del ADN, cual elemento indiciario en los procesos judiciales, inserido en una más amplia crítica sobre el control social y sobre la intrusividad de la tecnología en la vida de las personas.

Un debate que evidentemente se ha reflejado en diversas iniciativas públicas, pero también en charlas más informales entre amigas y amigos. En particular modo recordamos diversas discusiones en merito a la intromisión del «Banco de datos de los detenidos», insertado después en aquellos años, así como de algunas solicitudes de pruebas hasta ahora inusuales, vinculadas a iniciativas de calle, también en ocasión de las protestas «No Expo». Solicitudes de pruebas sobre las cuales algunas de las personas implicadas habían también publicado sobre internet textos de crítica y análisis.

También hay que destacar como en ocasión de las detenciones del 28/11/2016 a cargo de algunas amigas y amigos que frecuentaban el ex Asilo Ocupado, entre las cuales Silvia Ruggeri, aprendimos por primera vez de la toma de muestras obligatoria del ADN en caso de aplicación de medidas cautelares, alimentando aquel orden de críticas y razonamientos poco antes expuestos; también porque no se sabía si era posible rechazarlos, como es posible en otros países como en Francia.

– Por último, hay que destacar como muchos frecuentadores del Asilo ocupado y participantes en las diversas iniciativas que sucedían en el barrio, han sido, mas veces, sometidos a medidas cautelares en el ámbito de investigaciones a menudo referidas a hechos de menor importancia. En particular modo se recuerda las investigaciones y las medidas del 18/12/2015 – 18/5/2016 – 29/10/2016 – 3/8/2017, medidas a continuación caídas o redimensionadas por el Tribunal de Revisión de Turín y en algunos casos que han visto la absolución en la fase de juicio o a multas muy reducidas en comparación con la sospechada gravedad inicial.

Motivo que llevaba a muchos amigos y amigas a discutir sobre el clima intimidatorio puesto en acto por la procura hacia las actividades de lucha y protesta, utilizando prácticas cuales protestas y piquetes, sobre todo en el confronto de jóvenes que se acercaban a estas iniciativas.

[1] La declaración ha sido escrita en la prisión de Ferrara y también firmada por las compañeras actualmente encerradas en la sección de mujeres de la Vallette en Turín.

Fuente:
//ilrovescio.info/2021/09/16/op-scintilla-un-percorso-lungo-due-anni/

Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: