Inicio > Uncategorized > Italia. EL ÚNICO CAMINO RECORRIBLE. Texto en solidaridad con Alfredo Cospito

Italia. EL ÚNICO CAMINO RECORRIBLE. Texto en solidaridad con Alfredo Cospito

EL ÚNICO CAMINO RECORRIBLE.

Desde el 5 de mayo nuestro compañero Alfredo Cospito se encuentra prisionero bajo el régimen del 41 bis. Esta medida ha sido ordenada tras meses de censura a la correspondencia y tras la operación represiva Sibilla de noviembre del 2021, por la cual ha recibido una orden de arresto en la prisión. Detrás de este recrudecimiento represivo de la condición carcelaria de Alfredo, está la clara voluntad del Estado de tapar la boca a un compañero que, en estos años de encarcelamiento, ha contribuido mucho, con artículos y interventos, al debate anarquista.

El 41 bis es un régimen penitenciario duro, creado para aislar, silenciar y aniquilar al prisionero, tratando de llevarlo a la colaboración con la justicia. Instituido a fines de la década de 1980, inicialmente venía aplicado en casos excepcionales de revuelta o situaciones de emergencia grave dentro de los institutos penitenciarios. En 1992, después de la masacre de Capaci, viene extendido a los detenidos por mafia. Desde el 2002 también viene aplicado a los condenados por terrorismo y subversión, por tanto como instrumento de represión política. Actualmente en este régimen también se encuentran algunos prisioneros pertenecientes a la organización comunista BR-PCC. Establecido originalmente como un régimen de detención temporal, de emergencia en emergencia, esta excepcionalidad se ha convertido en norma. Este mecanismo se ha convertido ya en pan de cada día para la mayor parte de la población desde la proclamación de la así llamada pandemia. Ahora ya es evidente: una vez que se ha establecido una medida de emergencia, nunca hay vuelta atrás.

El traslado de Alfredo al 41 bis, al igual que las recientes condenas a Juan, de 28 años por un ataque explosivo en una sede de la Liga Norte, y a Anna, condenada junto a Alfredo por masacre política, son una verdadera y propia advertencia por parte del Estado: quién difunde las prácticas y las ideas anarquistas y revolucionarias es enterrado vivo. Las operaciones antianarquistas de los últimos años son también un ejemplo del atornillaniento represivo que estamos viviendo. Ante esto, no podemos reducirnos a recibir de la mejor manera posible los golpes que nos da el Estado, esperando tiempos mejores.

Es urgente poner las bases de una solidaridad revolucionaría, internacional, que sea concreta.

Los únicos anticuerpos para enfrentar la catástrofe a la que día a día nos conducen el Estado y los patrones son una propaganda y una acción que sepan ir a la raíz, expresando el sentido más íntimo de nuestra lucha: la destrucción de lo existente sin mediación alguna.

FUERA ALFREDO DEL 41 BIS. TODOS LIBRES, TODAS LIBRES
¡MUERTE AL ESTADO, VIVA LA ANARQUÍA!

Anarquistas

Categorías: Uncategorized
  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: