Inicio > Comunicado de prisioneros > Grecia. Armando la Negacion. Escrito de lxs prisionerxs de CCF

Grecia. Armando la Negacion. Escrito de lxs prisionerxs de CCF

dsc00014fp073z(Enviado por los compas de InterArma)

La mediocridad mata. Para nosostrxs no hay medias tintas. Cualquiera que se hace llamar anarkista se enfrenta a un dilema decisivo: actuar o acomodarse y abandonar la anarkia.

 

(Texto Inedito de CCF)

1.Simbolismo dentro de las coincidencias.

Después de tres años el juicio del estado en contra de la conspiración de células de fuego esta llegando a su fin. El teatral espectáculo de los tribunales está tomando la asustadiza vía de las disculpas.

El simbolismo de las palabras no es coincidencia. Para una sociedad legal y civilizada la disculpa es un derecho mediado por el miedo que tiene el acusado. Se mantiene como la confesión del creyente al sacerdote. Es el momento supremo de la exaltación de la autoridad judicial, justo antes del veredicto. El acusado se ve obligado a inclinarse ante aquellos que le juzgan y suplicar perdón para sus pecados penales, clemencia o incluso vindicación. En el lenguaje del simbolismo siempre hemos preferido el herático iconoclasta en contra posición a la justicia inquisidora. En palabras de la realidad somos anarco-nihilistas y no pensamos disculparnos ante ningún juez.

2. Un cruce de caminos entre la memoria y la negación.

Nuestra negativa de no disculparnos ante ningún tribunal, no es un momento aislado, si no una parte de la historia insureccionalista del anarco individualismo en la praxis. La experiencia de eras que nos preceden nos acercan a los camaradas del pasado: Emile Henry, Ravachol, Clement Duval, Marius Jacob, Vaillant, Severino di
Giovanni e igual que otras muchas almas insurgentes.

Ya por aquel entonces estos camaradas estaban utilizando los juzgados como una manera de que su voz se escuchara y romper así con el miedo a la autoridad. Sus “disculpas” invirtieron los términos de la derrota y se trasformaron en una acusación en contra de sus jueces, de sus sacerdotes y de la autoridad del momento. Al mismo tiempo que su sonrisa desdeñosa delante de la guillotina esculpía una cicatriz indeleble de negación y desobediencia en un mundo de sumisión.

Sin embargo hacer una santificación histórica de esto camaradas sería demasiado ingenuo. Al mismo tiempo que lo único que acontece de la santificaciónes, la sacerdotización y la adoración.

Ahora es nuestro momento y necesitamos afilar nuestros propios retos en nuestro presente.

Hoy en día no necesitamos una negativa en los tribunales para que nuestra voz rompa las paredes del cautiverio. El fascismo digital y tecnológico más allá del cataclismo de la imagen dominante y la propaganda del régimen en Internet, ha roto (a pesar de los esfuerzos de la autoridad de protegerse enteramente) debido a la “infección” a través de la difusión del mensaje anarkista.

Así que por lo tanto, cada época debe descubrir sus propias negaciones. No hay ninguna razón por la cual debamos permanecer adjuntos a la tradición la cual busca la disculpa anarkista ante un tribunal.

Esas disculpa que hasta ayer fue un gesto radical en contra del tribunal, hoy día puede aparecer como un adjunto que entra en banca rota debido a la santificación del pasado y la carencia de una perspectiva evolutiva del problema.

La obsesión con el pasado, su idealización y mimetismo, hace que en vez de utilizar una tradición de la radicalismos, la idioticemos y la convirtamos en una doctrina “religiosa”. Especialmente hoy en dia donde una gran parte del movimiento anarkista a elegido servir a recalentados marxismos y fanaticas historias de un levantamiento popular, las guerrillas armadas anrkistas no tienen ninguna razón para seguir la ética de una politica decora que lo que quiere a toda costa es que los prisioneros politicos se “disculpen” ante sus jueces. Todo tipo de jueces (conservadores, fascistas, democratas) son isntitucinalmente representativos de la autoridad y han elegido bandos. No existe ningún margen para la dialectica, solo la condición de una guerra entre el mundo que ellos representan y los valores que nosotros expresamos. Dos años en los que hemos asistido a este tribunal hemos defendido sin arepentimiento los ataques por parte de la organización, uno por uno.

Resaltamos las razones por las cuales desempeñamos y optamos por la elección de la guerrilla urbana anarkista, desmitificamos la omnipotencia de la policia, luchamos en contra de las intrigas de la unidad antiterrorista, repetidamente hicimos claro la no participación del resto de los acusados en las Conspiración de las Celulas de Fuego, expresamos nuestra solidaridad por los compañerxs encarcelados en el extranjero, apoyamos públicamente acciones armadas (ej. La bomba del sector ilegal de la C.C.F. en contra del director de la prisiones kordallos), que tuvo como resultado que se nos acusara, como reprimenda por parte del estado, con la acusación de instigar por el “Proyecto Phenix” y generalmente no dejamos un centímetro de tregua en la guerra contra el enemigo.

Todo esto son parte de una decisión no pacifica para no dejar que el lenguaje enemigo culmine, ensuciado por mentiras y por nuestra acciones. Nuestras palabras y sentencias han escapando a los limites de la sala de juzgados dentro de la prisión con el prisionero y con la complicidad de un proyecto de contra información radical.

Asi que no necesitamos defendernos individualmente con “disculpas”. Lo que dijimos sigue en pie…

3 NADA POR LO QUE ARREPENTIRNOS

Tal y como nosotrxs mismxs hemos escrito esta es nuestra posición individual y colectiva, no una nueva verdad “super-revolucionaria” que queramos imponer a nadie. Para quienes no se echan atrás ante el enemigo y toman la responsabilidad política a través de la acción armada y la revuelta anarquista, decir que las palabras pueden diferir (a veces mucho), pero la consistencia de la acción insurreccional es lo que importa. Así pues, entre que alguien aún quiera “disculparse”,
incluso por una satisfacción astética o personal y el desprecio y los
insultos a la autoridad judicial, evidentemente apoyamos la segunda.
Así mismo apoyamos a lxs luchadorxs quienes, a través de los discursos políticos rebajan a la nada la esencia de los juzgados y jueces y dan protagonismo al hecho de que la revuelta no puede ser nunca juzgada o encarcelada… El verdadero problema surge cuando algunxs desean por una parte mantener su perfil anarquista y por otra beneficiarse de los atenunates legales (atenuantes reconocidos pro la autoridad legal que supuestamente rechazan) y evocar irregularidades jurídicas con el fin, no solo de poner de relieve las manipulaciones de la represión, sino también para ganar más sentencias favorables. Es entonces cuando la autoridad realmente triunfa y se ríe de la turbidez, las medias palabras, las excusas y las contradicciones de sus viejos enemigos.

Porque no hay nada peor como un anarkista que desatdo una guerra contra el Estado y posteriormente suplicar clemencia y extenuación.

Algunos, claro, puede ganar de esta manera una falsa libertad o una sentencia más leve. Sin embargo, para nosotros la memoria es nuestro propio «juez”. El recuerdo de la promesa de lo que hemos dicho y lo que hemos hecho. El recuerdo de la promesa de lo que decimos y de lo que vamos a hacer.

Es por ello que no tenemos nada que decir a la corte, simplemente declararnos LAS IMPENITENTES GUERRILLAS URBANAS ANARKISTAS y apoyamos con todas nuestras fuerzas y corazón los ataques de ALL CCF por los que estamos siendo acusados. Esos ataques son parte de nosotrxs y nosotros somos parte de los ataques.

Nos negamos a pedir disculpas, a pedir la extenuación, a llamar a testigos para la defensa personal (y no política), porque nos negamos a jugar el papel de los oprimidos que se encuentran en una posición de defensa constante.

No aceptamos la moralidad de la debilidad y el victimismo como defensa. Estamos cansadxs ​​de escondernos constantemente detrás de las palabras que desarman el riesgo de Anarquía hablando solo de la persecución política de una ideología. La anarquía no es una ideología que se pudre en panfletos, es una forma de vida en contra de la legalidad.

El “democracia” instaurada por el Estado, generalmente, no necesita procesar las ideas, pero si a las personas que, con sus acciones, tratan de ser coherentes con sus ideas.

Esto es lo que hemos hecho mediante la creación de una conspiración anarkista sobre la base de la amistad, el compañerismo, el ataque … Así es como nació la guerrilla urbana anarkista nueva, así es como la Conspiración de Células del Fuego continúa existiendo. Nuestros ataques asestan golpes a los funcionarios y los símbolos del sistema, destruyen templos del dinero, atacan oficinas de partidos políticos, a guardias de seguridad privada y empresas de seguridad, colocan bombas en las cárceles, tribunales, centros de detención, contra lxs fascistas, en el Parlamento, comisarias de policía, iglesias, casas de ministros, enviamos explosivos a embajadas y jefes de Estado, volamos vehículos militares y otros centros con objetivos militaristas, quemamos oficinas de periódico y coches de periodistas, elegimos vivir en el otro lado, fuera de la ley, lejos de la estética, del dinero y la moral de autoridad, contra las ataduras tecnológicas del mundo digital y contra el reba ño de esclavos, en contra de la cultura del compromiso y la civilización de la explotación animal y natural.

Desde el momento en que elegimos el camino de la guerrilla urbana anarkista, sabíamos de antemano que había una posibilidad de morir en una pelea o recibir una pena de prisión de larga duración en cautiverio. Pero por lo menos, incluso si somos prisioneros de la autoridad de momento, sabemos que no llevamos una vida de esclavxs.

Porque cuando el prisionero encuentra una manera de escapar, lo haría, mientras que el esclavx se quedará en su celda, incluso si encuentra la puerta abierta.

Es por eso que nos arrepentimos ni un solo momento de nuestra conspiración y nuestra revuelta. Incluso si los tribunales de todo el mundo nos condenan mil veces, una y mil veces haríamos lo mismo. Incluso si el tiempo se repitiera una y mil veces, volveríamos a elegir la misma forma de vida mil veces incluso con más fuerza y más ataques.

IV. Contra los relojeros y los vendedores de ideales

Ahora hemos abandonado totalmente nuestras ilusiones. Sabemos que nuestras palabras no atraen a muchos. Muchos prefieren fantasear con una forma brillante de vida, que vende los valores de su mundo, publicitando felicidad en forma de teléfono movil y en las ruedas del ultimo modelo de coche.

Pero nosotros no somos vendedores de ideales que se esfuerzan por ganar una multitud de consumidores. Tampoco somos relojeros para medir el tiempo y nuestras opciones con ese tiempo ni las circunstancias de madurez o los objetivos de un presunto despertar social. Para nosotros, este es el momento y este es el lugar. Hacemos un llamamiento a aquellos que tienen oídos para oír y corazones para sentir. Así es como se crean las posibilidades de una existencia individual, violenta, a través de la insurrección armada que establece la verdadera base para el derrocamiento colectivo de lo existente.

Todo lo demás proviene del reformismo – el movimiento anti-guerrilla es la política y la excusa para cubrir la inactividad y la no acción.

Hoy en día, la guerrilla urbana en Grecia tiene que hacer frente no sólo a la dura represión estatal si no también a los anarco-jefes del movimiento anti-guerrillero del medio antiautoritario. Esta es la gran
contradicción de nuestro tiempo. Mientras las guerrillas urbanas
impenitentes acatan la responsabilidad de los ataques contra el poder,
eliminando la triste tradición de las últimas décadas que presentaron
los anarquistas como víctimas permanentes de la represión tras el
motivo ridículo «soy perseguido por mis ideas», «yo pasaba por allí
…» , al mismo tiempo se enfrentan a la polémica, la marginación y la
calumnia de un gran movimiento reformista de los parásitos dentro de
los círculos anarquistas y que se mueve con velocidad hacia el estilo
de vida alternativa, de queja, introversión y la auto-atrapamiento
dentro del microcosmos de pequeñas islas de falsa libertad. No es
casualidad que hoy en muchos casos anarquistas reformistas desarmen las
estructuras auto organizadas (por ejemplo, okupas) y convertirla a
partir de un medio en un fin en sí. Pero okupa que se desconecta de la
acción directa violenta y se limita a reproducir en sí mismo una
pequeña isla de la libertad, se convertirá pronto en una subcultura
inofensiva, alternativa de estilo de vida pseudo-anarquista. Es así
como la práctica de la lucha y de sabotaje se abandona y la
resignación y la miseria triunfan.

En el contexto de derrotismo, varios anarco-jefes afirman que el carácter absoluto de nuestra posición en la corte, permite la abolición de nuestros «derechos» por las autoridades represivas.

La verdad es que porque nos negamos a ceder, hemos elegido el «suicidio legal» porque hemos aniquilado ley moral en nosotrxs.

La razón por la que no nos preocupamos por nuestras convicciones perennes no es el hecho de que somos inmunes a ir a prisión, sino que lo único que nos interesa, es la continuación de nuestra insurrección.

Una insurrección que ninguna cárcel y ningún tribunal puede someter.

Así, si durante el último siglo los anarquistas de praxis fueron enviados a las guillotinas y horcas, hoy se construyen unidades de aislamiento, alas especiales y prisiones de alta seguridad. Así, pasamos de la inmediatez del verdugo a la muerte lenta de hormigón, barras de hierro y cerraduras. Pero aquí es el lugar donde nos encontramos de nuevo con los compañeros del pasado.

Este es el lugar donde las negaciones se están armando. Este es el lugar donde la terquedad y la conciencia forjan la insurrección continua. Este es el lugar donde guardamos viva la sonrisa de quien se enfrenta al cadalso, este es el lugar donde guardamos su voz y sus últimas palabras sin cambios

«Viva la anarquía» …

NUNCA LLEGA LA TREGUA… Que nuestras negaciones CONTRA LA SOCIEDAD DE LA AUTORIDAD SE CONVIERTAN EN 1000 CÉLULAS DE guerrilleros armados

POR LA DIFUSIÓN DE LA INSURRECCION ANARKISTA

VIVA FAI / VIVA FRI!

¡VIVA LA CONSPIRACIÓN DE CÉLULAS DEL FUEGO!

 Conspiración de Células del Fuego / Celula de miembros encarcelados Polydoros Giorgos

Hatzimihelakis Haris

TsakalosChristos

Tsakalos Gerasimos

Argyrou Panagiotis

Nikolopoulos Michalis
Nikolopoulos Giorgos

Ekonomidou Olga

Bolano Damianos

Mavropoulos Theofilos

Categorías: Comunicado de prisioneros Etiquetas:
  1. kanenas
    octubre 24, 2014 a las 4:38 pm

    el título debería ser: Armando la negación

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: