Inicio > Reflexiones > Valparaiso/Grecia. Algunas palabras y reflexiones necesarias a ser desempolvadas

Valparaiso/Grecia. Algunas palabras y reflexiones necesarias a ser desempolvadas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 5 de mayo del 2010 una nueva huelga general se convocaba en Grecia. Una gran manifestación y disturbios descontrolados sacudían Atenas, mientras algunos manifestantes intentaban entrar al parlamento y se enfrentaban con la policía, varios negocios eran saqueados y quemados. En ese contexto un grupo de compañeros anarquistas ataca y lanza cocteles molotovs contra una sucursal del banco Marfin, incendiándola sin percatarse de 3 empleados que permanecían encerrados en la institución financiera, falleciendo calcinados.

Este hecho ha sido utilizado hasta nuestros días para recriminar las acciones de violencia callejera anárquica, tano por la prensa y los poderosos como también por sectores pacifistas u etapistas.

El 2013 fue detenido el compañero Thodoris Sipsas acusado del ataque incendiario al banco y la muerte de los tres trabajadores, finalmente fue absuelto de todos los cargos. Ese mismo año fueron condenados tres altos ejecutivos del Banco Marfin acusados por no proteger la vida de sus empleados.

La Conspiración de Células del Fuego elabora una completa reflexión sobre lo sucedido durante aquellas jornadas y el estado del movimiento ácrata.  Resulta importante reconocer las diferencias entre los acontecimientos sucedidos en Grecia y Valparaíso, principalmente por el curso de los hechos durante el ataque incendiario. En Grecia el ataque fue contra el banco, donde a pesar de parecer cerrado se encontraba con gente en su interior, mientras que en Valparaíso el ataque incendiario fue a una farmacia y el humo del incendio habría causado la asfixia a un trabajador municipal encerrado varios pisos más arriba.

Asumiendo esas diferencias, siempre resulta fructífero el traspaso de experiencias y reflexiones ante situaciones similares, siempre tendientes a fortalecer el combate anárquico, la lucha callejera y la confrontación.

Comunicado de la CCF respecto a la muerte de 3 empleados del banco Marfin durante la huelga general, Grecia

(Rescatado desde Liberacion Total)

Traducción y notas del comunicado de las células del fuego con respecto a la muerte de 3 empleados del banco Marfin durante la huelga general.

Nota del (mal)traductor: A continuación la traducción de uno de los últimos comunicados de la conspiración de células del fuego, con algo de tardanza pero no menos trascendental en su contenido y diversas aplicaciones decidimos difundirlo. Se trato que el sentido de las frases y el objetivo se mantuviese intacto, si no se logra una fidedigna traducción, torpe seria buscar malas intenciones sino sencillamente una simple y asumida poca destreza en los nulos conocimientos poliglotas del (mal)traductor.

El texto hace referencia a los sucesos ocurrido el 5 de mayo del 2010, donde en un contexto de huelga general las calles se llenaron de manifestantes, se trato de acatar y entrar al parlamento y anarquistas atacan con cócteles molotovs una sucursal del banco Marfin que aparentemente se veía cerrada produciendo un incendio que culmino con la muerte de 3 trabajadores que se encontraban al interior.

La prensa por su parte hizo su labor a completitud para mostrar en los antiautoritarios asesinos sedientos de sangre, mientras que distintos grupos anarquistas comenzaron a hablar de “agentes provocadores”, “montajes” o una simple y nefasta critica delatora a los “encapuchados”.

Para comprender a cabalidad lo (mal)traducido a continuación, es importante entender la continuidad de manifestaciones masivas y huelgas generales (6 ya en un año) y la diversa gama de tendencias existentes dentro de la escena anarquista.

Si bien las células distinguen tres (Anarquistas sociales-insurreccionalistas-individualistas nihilistas), es importante saber contextualizarlas para no caer en un torpe copia/pega de esquemas y organigramas de lucha. No podemos tener claras las diferencias en practicas insurrectas llevadas en Grecia a las desarrolladas en Chile, las características de quienes se autodefinen así en dicha región podrían ser distintas a quienes se definen así en el territorio donde nos desenvolvemos, aun así la critica y reflexión lanzada por las células nos compete a todos, en donde ser capaces de llevar a nuestro contexto estos análisis es de suma importancia.

El ataque a Marfin, podría haber sido una fotocopia, en cierto sentido, al ataque contra la farmacia cruz verde el 21 de abril del 2010 (en una extraña marcha por los presxs politicxs que nunca se realizo, para empezar y terminar en el ataque a una farmacia a pocas cuadras del lugar de inicio) Aunque es importante guardar las diferencias en el contexto de masividad y dinámicas de la lucha callejera en los distintos territorios.

Aunque no asumimos como nuestras las tendencias nihilistas e individualistas dentro de la lucha revolucionaria, apreciamos y valoramos fraternamente las proyecciones que se están tejiendo en Grecia respecto a una critica a la sociedad como conjunto de relaciones de poder, sin que esta critica caigan en un hermetismo o autismo de practicas revolucionarias (de ahí lo importante de la propuesta de la conspiración de células del fuego en seguir manteniendo el combate en todas sus formas). Aun así la historia presente del nihilismo revolucionario en Grecia, no se nos presenta completamente clara para poder evaluar y proyectar esta tendencia particular, importante es observarla, conocerla , entenderla como sincero gesto de lucha contra el dominio.

A continuación el comunicado con algunas notas aclaratorias para entender mejor el sentido del escrito y del contexto.

Sobre los últimos acontecimientos el 5 de mayo en Grecia.

“… Y la muerte no tendrá ningún poder …”

En los incidentes del 05 de mayo referentes al incendio intencional al banco Marfin, donde murieron tres empleados bancarios y miles de “carbonizadas” verdades.

La atmósfera asfixiante de la desgarradora hipocresía de la propaganda y la moral humanista del radical movimiento “cassandras”(1), nos obliga a tomar posición respecto a estos actos públicos. Esto no quiere decir que estamos hablando como “especialistas” de la violencia o que nos designamos “automáticamente” como fiscales o defensores de las personas que atacaron el edificio del banco.

En su lugar nos encontramos con la necesidad que algunas cosas sean dichas y enumeradas. Para que esto suceda, la presencia de la experiencia y la comprensión de lo que paso aquel día no es un necesariamente el punto. Lo que se necesita según nuestra opinión es una actitud seria y responsable con la correspondiente defensa de practicas revolucionarias (como la quema de un banco) para el método y la (auto)critica de una realidad ( la muerte de 3 trabajadores que no eran el objetivo de la violencia revolucionaria).

El nihilismo revolucionario que expresamos implica un fino pensamiento y una practica que se esta construyendo fuera de las demostraciones de falso-cinismo “Eran empleados del banco entonces esta bien quemarlos…”, sino que también desde hipócritas lamentaciones que buscan culpables con el fin de atribuirle la culpa, palabrería dicha desde las posiciones de infalibles y humanistas revolucionarios.

Tomemos las cosas desde el principio…

En la metrópolis y la parodia de la vida que experimentamos, la muerte no es mas que otra noticia periodística, una información distante entre tantas otras, una columna en el diario, una estadística más…

Cada día mueren personas de enfermedades en hospitales, en autos por accidentes, en el trabajo en las galerías del trabajo, en el submundo de las drogas…y quieren enseñarnos a sentir esas numerosas muertes anónimas.

Porque son solo simples números “tres muertos en un accidente automovilístico, dos muertos por sobredosis”. Eso no “vende” en los medios de comunicación, no se proyecta con el disfraz supuestamente humanitario, de ahí que no convencen.

Se trata de muertes con las que, en pocas palabras, no se beneficiara el sistema. Todos los verdugos de la TV, desde los mas conservadores hasta los mas subversivos, que supuestamente quedaron en schok tras las 3 muertes en Marfin, no aguantarían ni un minuto para afrontar de la misma manera a todas las muertes anónimas que el sistema, al cual fielmente sirven, provoca. La verdad es que en base a los hechos del 5 de mayo se creo una obsceno saqueo de tumbas y un poderoso comercio de sentimientos de los intereses del sistema….

“Daños colaterales y emociones robadas”

Frente a la inminente crisis social el espectáculo de la muerte causada por su propio corto circuito. Las marchas “han reducido”, las encuestas de opinión publica en contra las manifestaciones y huelgas continuaron, las flores que el primer ministro fue a dejar mientras era transmitido en vivo por la televisión, los policías que invadieron la ocupación “Zaimi” y el “grupo de inmigrantes” en Exarheia, las portadas con historias de los asesinos “anarquistas” en los diarios, comenzaron, los fascistas invitan a una reunión fuera del banco y la situación llego hasta el rechazo publico de “esas bandas”, “individualistas nihilistas de pensamiento caótico e ideas confusas” y “asesinos idotas” desde cierto grafico payaso anarquista.

Pero más allá de la propaganda y sus técnicas, un hecho es un hecho. Tres trabajadores del banco, sin ser objetivos, murieron durante la quema del banco donde se encontraban trabajando. Aquí nos toca a nosotros para no caer ni en la trampa de las estadísticas ni la manipulación emocional. Claro que no vamos a hablar el lenguaje de “las malas circunstancias” y “los daños colaterales”. Este es el lenguaje del enemigo y trae a la memoria los discursos de las tropas americanas y sus generales durante la guerra de Afganistán. Por otro lado no vamos a pretender la conmemoración de la muerte de tres personas lamentablemente para sus familias, como nuevamente seria una información estéril de noticias del sistema, si no hubieses sido el resultado, en ese lugar y hora especifica, de una practica revolucionaria.

En pocas palabras no podemos pedir un espacio sentimental en la “esfera del espectáculo”, pretender ser sacudidos mediante la TV-instigadora en un delirio humanitario dentro de la cual bastante gente desde el inferior del movimiento radical fueron esclavizados. No, no actuamos como “personas duras que piensan solo en la causa”, pero creemos que si estas tres muertes habrían ocurrido en un accidente automovilístico, pocos habrían sido los sabrían, incluso como noticia. Así que no es la triste realidad de la muerte que actuó como un catalizador en la formación de una atmósfera entumecida y torpe, pero de donde vino la causa. Por lo tanto, evitar cualquier robo de emociones, debemos parar para meditar y resolver el problema en su raíz.

Es cierto que si alguien busca brutales asesinos, entonces debe buscar en las filas de Vgenopoulos (Dueño del Banco) y sus pares(2). Su administración y sus ordenes, en conjunto con la aceptación del personal lo llevo a trabajar en un banco aparentemente cerrado sin protección contra incendios y puertas bloqueadas. Bastados como Vgenopoulos son instigadores de decenas de muertes físicas y mentales de trabajadores, ya sea en los asesinos accidentes laborales , o las humillaciones diarias y las condiciones de los contratos de trabajo que imponen la disciplina. Teniendo esto como referencia podemos enfrentarnos a nuestros propios defectos, deficiencias, errores, faltas de cuidado, a fin de romper la puerta de emergencia del pensamiento unilateral que solo quiere culpar a los jefes de todo y nos absuelva, pero no nos hace evolucionar…

¿De quien es la culpa entonces, por las 3 muertes de empleados en el banco?

“La práctica revolucionaria: golpear y correr”

Ahora vamos a hablar acerca de opciones, estrategias y costumbres. En primer lugar y desde hace décadas en Grecia, el “golpear y correr”, es una practica conocida en las manifestaciones más importantes. Estamos hablando de la creación de pequeños grupos de combate de militantes antiautoritarios que cortan el cuerpo de la manifestación y atacan en la incursión a puntos seleccionados (bancos, autos de periodistas, policías antidisturbios) regresando a la masa de personas con el fin de golpear de nuevo o desaparecer. En cuanto a la dimensión política de la practica hay que destacar que el atacar y correr no pertenecen exclusivamente a ninguna tendencia particular de los anarquistas. El anarquista “social” (principalmente en el pasado cuando se constituyó como un componente poderoso) aplico el golpear y correr con la lógica de desviar las manifestaciones y propagar el conflicto. De esta manera, ya que ellos lo consideran, actúan como detonantes de una explosión social y que contribuirían a la exacerbación de la lucha social.

La tendencia intermedia del insurreccionalismo ha heredado la practica de “atacar y correr”, ha hecho algunas evoluciones organizativas en el camino y sobre todo en lo que se refiere al momento de la experiencia en conflictos y las relaciones ( solidaridad, autoorganización, superación de roles) que se desarrollan fuera de los estereotipos predefinidos de la dominación. El elemento común de ambas tendencias es identificar las manifestaciones masivas como momentos de la lucha social, que tantos anarquistas “sociales” y los insurreccionalistas promueven a través de su presencia y acción dentro de ellos.

La nueva tendencia anárquica individualista-nihilista, el tercer polo como hemos descrito, se conforma una nueva percepción en relación con la lucha social y las manifestaciones. En las decenas de miles de masas que acuden a las manifestaciones masivas no necesariamente reconocemos a personas que compartan códigos de valor con nosotros mismos ni hablan el mismo idioma de la liberación. La movilizaron social es un revoltijo de contradicciones y comportamientos, incluye todos los territorios del pensamiento humano, desde el conservadurismo campesino, el patriotismo de extrema izquierda, los alternativos, los reformistas y hasta el punto de vista anarquista.

Las manifestaciones funcionan como la suma de miles de personas separadas con diferentes caminos, a veces incluso hostiles entre sí, unidos ya sea por la razón o con ocasión de una solicitud de un gremio ( como las leyes de seguro). La gran mayoría de la composición de tales manifestaciones exige el retorno a la vieja rutina diaria (Antes de la legislación que ofende sus derechos anteriores, era votante) o en la versión más a la izquierda, la mejora de la regularidad con soluciones mas progresistas y humanitarias dentro de los limites del capitalismo, o el estatismo comunista. No es casual que las principales consignas de las manifestaciones exijan la aplicación de las leyes de equidad frente a las medias inconstitucionales del gobierno

Incluso la desviación violenta de una manifestación es una recopilación de las contradicciones. En la agresiva manifestación contra el parlamento durante el 5 de mayo, otros manifestantes cantaban el himno nacional, algunos lanzaban piedras, otros llamaron a la policía antimotines a unirse a ellos, el Partido Comunista identificaba a los alborotadores, otros gritaban contra los que estaban rompiendo bancos mientras que otros los aplaudían y los anarquistas estaban montando barricadas. Un panteón de todos los comportamientos con miles de repeticiones de los últimos 30 años y más allá

“Vanguardia revolucionaria y el militarismo revolucionario”

Nosotros y nuestra percepción no constituyen una vanguardia revolucionaria iluminada ni un grupo elitista. Cada uno de nosotros ha probado las contradicciones, se ha volcado en ellas, ha participado en ellas hasta con la necesidad de desarrollo personal y espiritual, algunas diferentes experiencias, algunas conversaciones u observaciones colectivas, algunas paginas de interés en los libros y manuales, el pensamiento y deseo de la exacerbación de la acción revolucionaria exigió que volviéramos a pensar la participación en manifestaciones. Por el espacio de pensamiento y acción nuestra experiencia, no termina cuando los conflictos pasan.

Creemos en estructuras organizadas de impacto y en la claridad revolucionario de los puntos de vista en la memoria, presente y perspectiva. No hay ninguna relación entre el anarquista encapuchado que lanza cócteles molotov por que niega las migajas que se le ofrece para la vida, la cultura del espectáculo, los valores del dinero y la conciencia sumisa, con la “ira” de los empleados que, cuando al solo sentir la sensación de adormecimiento en su bolsillo aumentara por poco tiempo en su cabeza. Es la misma persona que antes, cuando se consideraba a gusto con la realidad, fue molestada por los “alborotadores”

Hay una brecha enorme en donde no hubo violencia ni el conflicto se expandía, sino es esencial la conciencia y el autoconocimiento. En esta dirección de conciencia revolucionaria que consideramos contribuyen las consignas, los textos, los libros, folletos, rayados en las murallas, afiches. Este es nuestro propio ataque contra la propaganda teórica de un sistema que tiene que morir. Y las manifestaciones?… Y las manifestaciones contribuyen, pero tenemos que verlo en una nueva perspectiva. Nadie nace guerrillero o revolucionario, es un proceso progresivo de evolución para definir una vida sin obligaciones.

Las manifestaciones como las del 5 de mayo son necesarias preliminarmente, la antesala ideal para aquellos que quieren entrar en contacto inicial con la violencia revolucionaria. A través de ellos el crecimiento de “atacar y correr”, en condiciones desfavorables, con cientos de policías en la ciudad, es una experiencia definitoria para aquellos que deseen perfeccionar las herramientas teóricas y practicas en las condiciones de una batalla en la ciudad. Es el grupo adecuado para el desarrollo practico de otras formas de la acción de la nueva guerrilla. Nuestro objetivo es organizar el MILITARISMO REVOLUCIONARIO. Una percepción antiautoritaria, sin lideres, filas ni seguidores que promoverá la creación de pequeños grupos de combate flexibles de antiautoritarios que trazaran un mapa de la ciudad con blancos, retiradas y estarán equipados adecuadamente, desarrollando relaciones con sus respectivos grupos de afinidad, estando abierto (con la atención necesaria) a nuevos compañeros, elaboraran planes de atacar y usara (no volviéndose hostil hacia ellas) las manifestaciones gremiales, como un caballo de Troya de las campañas revolucionarias. Así que no hay cuestión relativa a la participación en manifestaciones o no, sino solo la cuestión de la evolución.

Creemos que solo a través de la dimensión de la violencia revolucionaria organizada la consecuencia, la continuidad y el compromiso promoverán que se “prohíban” en el futuro “fracasos” con resultados tan trágicos como el de Marfin. Esta es la única manera que el nuevo movimiento guerrillero se extienda como una percepción y una practica, causando el caos en la estéril rutina del aburrimiento organizado.

“Los informadores y las consecuencias”

Todo esto que se escribe, es una contribución a un campo dialéctico de pensamiento y acción entre las distintas corrientes políticas, y no para justificar o disimular algo. Se sabe que el ataque particular al Marfin no tenia señal ideológica de los pensadores políticos ni del contenido de las personas que actuaron allí. En base al objetivo (sucursal bancaria), cualquier persona de cualquier tendencia política tanto anarquistas o no, podrían prenderle fuego. Pero obviamente, es mucho mas conveniente para los “tiburones de auditorio” asignar acciones a partir del resultado dentro de nuestra política actual.

Las declaraciones de lealtad y humanismo misionero en textos que se distribuyeron desde algunos colectivos anarquistas con la certeza de la sentencia acerca del origen de los “autores”, han dado los últimos argumentos vacíos acerca de la “tendencia nihilista” que “parásito contra la anarquía”. Su pintoresquismo no nos molesta, pero cuando ciertas personas llegan al peligroso punto de “fotografiar” a las personas en manifestaciones y cafeterías sólo para satisfacer los oídos ansiosos de la policía, estos individuos serán tratados como se merecen, como informantes de la policía con las correspondientes consecuencias.

“La acción orientada a objetivos y errores autistas”

Volviendo al cómo y por qué del caso de Marfin, independientemente de que tendencia anarquista sea expresión, individual o colectivamente, debemos reconocer que los tres movimientos políticos (“Anarquistas sociales”, “insurreccionalistas”, “Individualistas-nihilistas”) tienen una característica común. La delimitacion clara de que las acciones deben ir orientadas a objetivos concretos (Edificios gubernamentales, fuerzas de orden, símbolos de la riqueza). Los tres trabajadores que estaban trabajando durante el día de huelga, de seguro no pueden considerarse enemigos, ni tampoco aliados..Así que en ningún caso podrían considerarse como un objetivo a atacar.

El objetivo de lo que escribimos no es embellecer las situaciones ni observar desde una lógica de distancia. Para ello al margen de la delimitada orientación definida, nosotros no olvidamos los ataques autistas a objetivos no validos (paradas de autobús, teléfonos públicos, kioscos, coches baratos), pero estamos en posición de saber que esto constituye una invalida muestra de irresponsabilidad que nunca hace real diferencia en la realidad esencial. Por el contrario, el edificio de Marfin (en la plaza Korai) como el palacio de la banca eran hermosos objetivos.

No podemos saber exactamente que fue lo que ocurrió allí ni que se dijo, pero sabemos y creemos que las debilidades crónicas han contribuido al resultado. Nos referimos al fetichismo de la violencia desorganizada y la falta de comprensión de los medios de ataque.

“Las asesinas armas vacías”

El incidente que ocurrió en Marfin, la cruda realidad dice que era un tema de posibilidades para que no hubiese ocurrido en tantos años anteriores. Cada rebelde debe dar forma de relación particular de comprensión y percepción sobre los medios de acción que utiliza. Todos los medios de acción desde una piedra hasta una ametralladora serian igual de fácil que se convirtiesen en un bumerang contra nosotros mismos. Para ello que dicen que las armas “vacías” asesinan mas fácil que las “cargadas”. Armas “vacías” son también los medios que no tienen conciencia de sus titulares pero si de su eficacia.

Así que con los sucesos de Marfin, algunos “descubrieron América”. Sin embargo durante tantos años la configuración es similar. ¿Cuántas veces en el pasado, en marchas o en “la noche” compañeros que deciden atacar resultan quemados y heridos entre ellos, desde un coctel molotov, ya que las botellas estaban construidas deficientemente, o porque algunas personas se apresuraron en “golpear” primero. ¿Cuántas veces había cabezas rotas de compañeros a causa de las piedras que volaban desde la espalda por otros “impacientes” que lanzaban sin siquiera ver el objetivo?. Del mismo modo, para aquellos que tienen la memoria corta, ¿Cuantas veces anarquistas luchan entre si en manifestaciones debido a actitudes y percepciones distintas?.

Los ejemplos son innumerables. Y todos implican la misma debilidad. La ruptura entre la teoría y la práctica, entre la conciencia y la acción. La violencia revolucionaria es aparejada a un fetichismo, a menudo repitiendo un montón de patrones de comportamiento del dominio, la arrogancia, los roles y las “calificaciones”(3). Esta contradicción de comportamientos al interior del espacio radical funciona como una categoría de fuerza en las clasificaciones de esta hegemonía informal.

Al mismo tiempo, junto a estas conductas existen nuevos compañeros que reciben las relaciones de propiedad quebradas y en su turno, pero también con su responsabilidad individual, repiten como errores de imprenta. La violencia, los medios, su uso, su fabricación, las precauciones, la experimentación, las técnicas, hasta el momento no se pusieron sobre la mesa para los procedimientos colectivos de retirar el fetichismo y entrar en el conocimiento y la efectiva participación. La violencia llega a ser percibida como un juego de adrenalina, de un concurso informal de competencia en el número de ataques. En su lugar, creemos que la conciencia es lo que nos motiva a desarrollar nuestras habilidades de lucha y conocimiento para atacar al oponente

“Durante el entrenamiento, todos los preparativos militares estaban subordinados a la política: Cuando manipulábamos químicos sensibles, se nos había propuesto pensar siempre acerca de la ideología, para ser capaz de hacer todo y hacerlo bien.” (Abimael Guzmán – organización revolucionaria Sendero Luminoso)

Junto al fetichismo de la violencia, flores del conocimiento imperfecto. Algunos compañeros están haciendo caso omiso de la eficacia de los medios de la violencia y el peligro de estos, por lo que hacen un uso excesivo, como las horas de lucha escénica desde el interior de los refugios universitarios (4) o también los ataques organizados a la policía antidisturbios en Exarchia, decenas de cocteles moltoov que solo logran “ensuciar” el asfalto, mientras que las mismas personas si habrían discutido y se organizaran podrían aplastar a la policía y prenderle fuego al vehículo policial.

Una pieza de esta tradición de adoración y simultáneamente la ignorancia de explotación de los medios es también la critica de los estáticos “expertos” de la violencia. Una red de desprecios critican los comportamientos desde la segura posición de quienes no participan en alguna practica revolucionaria, pero cubiertos bajo la excusa de su conocimiento y “mayor” experiencia “Cuando las cosas no eran así, eran mejores”. Suspendidas las razones que hacen ostentación de antiguas experiencias armadas y violentas, cada vez que establecen el uso correcto de la violencia y el contenido del movimiento de guerrilla, un retardo a menospreciar cualquier pensamiento y practica innovador. Síndromes de un pensamiento cobarde y tímido, de admiración y simpatía a lo que esta lejos de la historicidad y demuestran un papel de arrogancia hacia lo que se trata de hacer aquí y ahora.

En toda esta confusión de conciencia, la gente prendió fuego a Marfin, o bien no vio las personas que estaban en su interior (Falta de cuidado en donde no seria la primera vez que sucede, como un ejemplo el ataque nocturno organizado contra el banco nacional en la universidad hace cuatro años donde 2-3 personas quedaron encerradas en el techo) o, peor aun, los vieron, pero no creían que podrían morir a causa de unos pocos cócteles molotovs. Estamos convencidos, sin conocer a las personas, que si alguien les hubiese dado un arma, ellos no dispararían contra los empleados. Así que no querían matarlos, no importa si hubiesen oído las probables voces de cínicos estupidos diciendo:”Dejenlos morir, son funcionarios de un banco”

Si hay algo que llevo a los acontecimientos del 5 de Mayo es el infección de una tradición dominante, que durante décadas se encuentra latente en el ámbito radical, y ahora en primer lugar, cada uno debe responder a si mismo al hacerse la autocrítica. La mayoría de lo escrito aquí es nuestra propia comprensión de la experiencia y de nuestros propios defectos, sin constituir engaños de algunos “marginados”

Así que este motivo a dado la chispa adecuada para abastecer mas a nuestros pensamientos y nuestras acciones que se mueven en una futura publicación de un manifiesto de las posiciones y los valores sobre la tendencia nihilista, anárquica-individualista y de terrorismo revolucionario que expresamos.

Al mismo tiempo, la proclamación reciente de un “grupo de compañeros que ha contribuido a la catastrófica actividad en el centro de la ciudad durante el 5 de mayo” demuestra que cada experiencia que quiere ser revolucionaria, debería generar como prioridad la creación de momentos y lugares para la discusión y revisión. Los compañeros a través de su texto, independientemente de los desacuerdos y acuerdos, trabajan directamente en el proceso esencial de reiniciar la dialéctica revolucionaria.

Debido a que la apuesta de la revolución no se juega ni con los términos de superioridad militar ni con dogmas religiosos de vació contenido político. El movimiento de la nueva guerrilla urbana es un proceso de “huelga” primero en el centro de las relaciones humanas. De ahí todo empieza…

Conspiración de Células del Fuego

Grupo Guerrillero Terrorista

Fracción Nihilista

Notas:

(1) Cuando se hace referencia a “Casandra” es un mito griego que habla de una maldición que apolo le entrego a la hija del rey Troy, en donde ella podría profetizar el futuro pero nadie le creería. La conspiración, habla irónicamente de este movimiento humanista y radical que trataba de profetizar los desenlaces sin que nadie le creyera.

(2) Carta de uno de los empleados del Banco Marfin (http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/13939) aca uno de los empleados del Banco Marfin habla sobre como sucedieron los hechos aquel día y la responsabilidad que le otorga a Vgenopoulos. A continuación un video (http://www.youtube.com/watch?v=6rJp6×7nDGQ&) en donde el miserable Vgenopoulos llega a la sucursal al ser confirmada la muerte de los empleados y la gente le grita “asesino”. En el segundo 43 del video uno de los manifestantes le grita “¿Cuántos yates tienes?” y orgulloso señala con los dedos “tres”.

(3) la palabra “calificaciones” es utilizado en el sentido de puntuación, notas, en función de los objetivos y las competencias que se generan reproduciendo lógicas viciosas.

(4) Al igual que en Chile, las universidades cuentan con autonomía de la policía y de la misma manera se producen enfrentamientos callejeros con las fuerzas del orden, en donde a veces se extienden por largas y nocturnas horas.

Categorías:Reflexiones Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: