Archivo

Posts Tagged ‘Joaquín García’

Palabras del compañero Joaquín García en prision

 

“Antes, oh astro, matinal brillabas sobre los Vivos. Ahora, al extinguirte, vespertino brillas sobre los Muertos”

-Platón-

“Murió Adonaïs y por su muerte lloro.
Llorad por Adonaïs, aunque las lágrimas
no deshagan la escarcha que les cubre.
Y tú, su hora fatal, la que, entre todas,
fuiste elegida para nuestro daño,
despierta a tus oscuras compañeras,
muéstrales tu tristeza y di: conmigo
murió Adonaïs, y en tanto que el futuro
a olvidar al pasado no se atreva,
perdurarán su fama y su destino
como una luz y un eco eternamente”

-P.B. Shelley-

Quería escribirle a un tú ausente, tal vez inexistente; pensaba contribuir a las palabras de Shelley y darle vida a esta hermosa elegía, pero nunca le he escrito a un muerto y esta no será la excepción.

Cae sobre mí una falsa responsabilidad; muchos, consciente o inconscientemente, creen que nosotros, sus compañeros, poseemos el derecho o la autoridad de decir quien fue realmente nuestro hermano, y la verdad es que es una tarea imposible, tanto porque dicho derecho no existe, como por la complejidad que supone escribir en palabras sobre nuestro compañero; tal vez podríamos, como aquel alemán, destruir a martillazos la imagen que de él se ha construido. Es difícil comprender la falta de vergüenza de quienes revindican el nombre de Kevin, aun tal vez sin nunca haberlo leído/conocido, han acomodado a su interés la imagen del nuevo mártir, ni siquiera hace falta preguntarse cuantos realmente estuvieron, no hace falta porque aquí no existe ni existió nunca la mendicidad, la misericordia le pertenece a las víctimas y quien murió fue un guerrero: como bien lo recordó un hermano; “Él era solo él, Kevin contra el mundo”.

Es evidente que Kevin no era anarquista, lo dejó más que claro, también es evidente que entre nosotros existía un abismo ideológico gigantesco, tan grande que inclusive muchos se han preguntado como podríamos ser compañeros, y la respuesta se encuentra en una premisa cuyo valor es incalculable, imposible de cuantificar: Nos unió el hastió, nos unió el cariño, nos unió la violencia. Cualquier revolucionario con trayectoria, posicionado, considerará esto un Leer más…

Palabras del compañero Joaquin Garcia

1237096_10151838429234536_1975962360_nYa han pasado cinco meses desde que volví a habitar las celdas de la Sección Máxima Seguridad del C.A.S y creo que es necesario referirme tanto a lo personal como al escenario carcelario. Las razones para no escribir antes son, obviamente, personales; pero más que nada son debido a la creencia -a pesar de ser un convencido de que el compartir experiencias genera lazos impagables- de que la plataforma virtual y su conjunto de comunicados se aleja mucho de lo real y se acerca a una idea abstracta del día a día carcelario e individual. ¿Irreductible? Sí, exista o no un vaivén emocional, ni la convicción ni la mente flaquean, pero esa asquerosa idea del mártir de acero tras los barrotes debe caer. Por el suicidio de la imagen y el fetiche, por la real complicidad destructora.

Leer más…

Comunicado de los compañeros Nicolás Rojas y Joaquín García

tigre002(Enviado al email)

Desde los módulos de la Sección de Maxima Seguridad extendemos un saludo lleno de cariño y fuerza a lxs compañerxs del llamado “Caso PDI”, acusadxs por el Estado de atentar contra un cuartel de la policía de investigaciones, quienes tendrán que enfrentar a fines de este mes el comienzo de su juicio oral*. Adheriremos tambien al llamado realizado por la solidaria e irreductible Célula de Propaganda Moica Morada, a agitar, propagar y solidarizar con lxs compañerxs en las distintas jornadas y actividades.

Si bien en estos momentos de incertidumbre no podemos aclarar el panorama, queremos a través de este gesto romper la distancia impuesta por el frío concreto y abrazarles para mandarles toda nuestra fuerza y ánimo. Sepan Leer más…

Comunicado Público del compañero Joaquín García

LobogruñendoNo es novedad que los medios de comunicación del dominio le sirvan precisamente a él, que el espectáculo mediático sea una parte esencial del control hegemónico y que se mantenga vigente justamente gracias a esto. Los medios varios constituyen la forma más sencilla y menos rigurosa del adoctrinamiento ciudadano, en oposición con los múltiples aparatos disciplinarios como la escuela, el trabajo y la cárcel. Éstos se entienden como un factor externo a la demanda de la maquinaria Estado/Capital, al menos materialmente, no responden a la urgencia de suplir una necesidad, ni son un castigo por la infracción a la norma, como es el caso de la cárcel. Su función es clara, fabricar un individuo con opiniones/ideas más o menos generales, productor y reproductor de consignas hegemónicas. Para conservar el status quo, la propaganda se disfraza de información objetiva.

No es de extrañar que apenas un enemigo del orden es expuesto al aparato mediático, ya sea por su captura, caída o posicionamiento político, se inicie una cruzada espectacular con el fin de reducirlo, banalizarlo, suprimirlo como entidad política, ridiculizar sus actos, sus decisiones y su identidad, crean historias fantásticas a su alrededor, y lo más importante, mostrarle al sometido/espectador las consecuencias de no responder a la norma. Vuelve el teatro como castigo. Leer más…

Comunicado y ayuno solidario del compañero Joaquín Garcia

 

CARCELjhgjSobre el ataque a los compas de Santiago 1

“El hecho de que sigamos viviendo orgullosos aun estando “detrás” de las rejas hace los cementos de los muros invisibles. Les hace invisibles porque nosotros somos transparentes. Les hace invisibles porque somos unos luchadores y nos atrevimos. Y cuando los muros son inexistentes nuestra fuerza canta los cantos de la victoria.”

– Carta de Panagiotis Masouras sobre las cárceles. –

No hablaré de “abusos de Poder”, no me interesa ese concepto ciudadanista que refiere al último ápice de dignidad del sometido, utilizarlo implica complicidad en la Dominación, buscar regulación o legislación. Si el Poder o su ejercicio se imponen sobre nosotros los rechazaremos por sí mismos, no por sus límites.

Pero lo anterior jamás influenciará en mi posición con respecto a las arremetidas cobardes de los carceleros, recurso desesperado ante la ineficacia de su disciplina. Leer más…